Cinema Bizarre Official Support Peru

Foro Official para todos los fans de Cinema Bizarre
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Stay Bizarre

Comparte | 
 

 TOUCHING & KISSING Cap. 29 III PARTE

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5
AutorMensaje
fatima_cb



Cantidad de envíos : 54
Fecha de inscripción : 12/10/2009
Localización : mexico city

MensajeTema: Re: TOUCHING & KISSING Cap. 29 III PARTE   Vie Feb 26, 2010 3:15 pm

siguelo esta super maldita morella
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ceci StyLe
Admin
Admin


Cantidad de envíos : 1111
Fecha de inscripción : 07/09/2009
Localización : Waling on air ·Perú·

MensajeTema: Re: TOUCHING & KISSING Cap. 29 III PARTE   Jue Mar 11, 2010 12:16 pm

Regrese, siento la demora chicas, he estado algo ocupadita, ademas me estoy leendo "El Retrado de Dorian Gray" y debo decirles q ahora q lo he vuelto a leer me fascina, es un buen libro, me encanta.

Bueno ahora les dejare dos capitulos son algo cortos pero espero que les guste, y gracias a las personas que aun lo leen. Un beso.


CAPITULO 26: LA CAJA DORADA


Se acercaba mi cumpleaños y el de Strify, ambos cumpliamos años el mismo dia. Era curioso, ya que cuanto mas apartada de el queria estar parecia quel destino se oponia. El día anterior lo habia pasado en casa de Denci viendo sus nuevos diseños junto a Kiro. –Lenka me pasas el jugo, por favor. –Romeo me distrajo. –Claro, toma. –Le respondi. –Gracias. –Dijo el.

El potente sol nos acompañaba con el desayuno matutino. Kiro y Yu competian por ver quien acababa mas rapido de comer. –Si siguen asi se van atragantar. –Strify los miraba con su tostada en la boca. –Yo le voy por Kiro. –Decia Shin. –Yo por Yu. –Respondio Romeo. –Strify y yo los miramos con desaprobación. Aun asi ni el no yo volteamos para vernos el rostro. Por su actitud me di cuenta que habia aceptado que yo lo ignorara y en parte eso era bueno para mi, ya que me alejaria de la tentación de tenerlo cerca y no correr a abrazarlo.

La disputa de comida entre Kiro y Yu iba de maravillas y parecia que Kiro iba ganando. –TE GAN…E. –Articulo Kiro con cereal en la boca. –Shin sonreia triunfante ya que Romeo tendria que comprarle aquellas baquetas que tanto le gustaban. –Estas gordo y ni aun asi lograste ganar. –Se quejo Romeo. –Yo no te dije que apostaras. –Replico Yu riendo, Strify le siguió con aquella risa musical que parecia iluminar aun mas el comedor. –Par de idiotas, que pensarian sus fans si los ven comiendo de esa forma. –Volvio a reirse Strify, esta vez mas fuerte, parecia estar muy divertido. –Pensarian que soy lindo. –Respondio Yu. –El vibrador del telefono movil de Strify distrajo nuestra atención hacia el nuevamente. –Hola. –Respondio Strify con el aparato puesto en su oido derecho. -¿Hola?... ¿Hola, hay alguien ahí?. –Parecia que no le contestaban, no tenia ninguna idea de quien podria ser. -¡LILI!. –Dijo por fin Strify con una sonrisita de satisfacción. –¿Dónde estas?. –Volvio a preguntar el. Con un suave movimiento se puse en pie y corrio hacia la puerta del departamento.

–FIFI. –Grito abalanzándose como una niña pequeña sobre el cuello de Strify.
–LILI. –Constesto Strify respondiendo a su abrazo.

Me di cuenta de que era una chica por la voz chillona que tenia. Strify daba vueltas junto a ella con los brazos cerrados a su espalda. –Fifi, mi querido Fifi, te extrañe demaciado. –Replicaba aquella chica palida que llevaba el cabello de color fucsia hasta los hombros.

–Dejame verte, no haz cambiado nada.
–Tu tampoco Fifi. –Sonreia. –Hola chicos, lamento interrumpir su desayuno, pero no podia dejar de pasar por aquí y traer el obsequio de cumpleaños de mi Fifi.
–¿Y que es?. –Strify parecia tener la impaciencia de un niño.
–Aun faltan siete dias para el cumpleaños de Strify. Lili. –Yu hablaba desde la mesa de la cocina.
–Lo se Yukito y es por eso que estoy aquí. Ya que ese dia no podre asistir.

Strify parecia decepcionado con la respuesta de la tal Lili.

–No pongas esa carita. Toma, abre tu obsequio quiero saber si te gusta.
–¿Qué es?.
–Abrelo y lo descubriras. –Lili estaba a la espera de la respuesta de Strify.

Como era costumbre la curiosidad por saber de que se trataba atrajo a los chicos hacia donde se encontraba la caja de color dorado, la cual sostenia Strify entre sus muslos. Las espaldas de los chicos no me dejaban ver absolutamente nada asi que tuve que acercarme para ver con claridad.

Strify poso sus manos sobre la caja y desato el nudo de la cinta con cuidado para no arruinarla, quito la tapa superior para observar su contenido.

–E…… es realmente hermoso. –Exclamo al fin sacando la primera prenda. Sus ojos llenos de brillo examinaban con satisfacción cada detalle de la gabardina negra.
–Sabia que te iba a encantar, lo sabía Fifi.
–Aun no entiendo como lograste hacer algo tan bello.
–Lo pude hacer gracias a la enorme creatividad que me inspiras.
–Otra enamorada de Strify. –Exclame algo molesta. –Aquella chica me observo con sus enormes ojos verdes decorados con maquillaje y sonrio divertida.
–Lamento haber molestado a tu novia Fifi. –Sonrio. –Strify reacciono a la respuesta de Lili poniendo sus palidas mejillas de un color rosado yo hice lo mismo.
–Lenka es la novia de Kiro. –Sonrio Shin viendo a Lili.
–Es cierto Lili. –Volvio afirmar Kiro.
–Oh, lo siento… pense que…
–No te disculpes Lili. Estoy seguro de que a Lenka no le importa. –Acoto Strify.
–Es cierto. –Afirme para darle la contra.
–Siendo asi entonces esta bien.

No pude ver la expresión en el rostro de Strify sobre mi respuesta, tampoco insisti. Últimamente estaba de mal humor y mi mal humor era una forma de defensa. Kiro lo habia notado y los demas tambien.
Strify siguió observando aquel traje que luego coloco con sumo cuidado sobre el sillon, Lili le ayudo a sacar lo demas, entre ellos una camisa de seda de color blanco humo con cremallera que tenia encajes hermosos, un pantalón del mismo color de la gabardina con broches plateados en cada extremo de los bolsillos y unos finos y bellos zapatos de color platinado que relucian hasta en la sombra mas oscura.

–Y que te parece Fifi. Te gusto.
–Es lo más hermoso que alguien ha podido obsequiarme.
–Prometi hacerte algo realmente hermoso para tu cumpleaños. Tomo su tiempo pero lo consegui y eso me hace feliz.
–Cuanto tiempo te tomo.
–Tres meses enteros Fifi. Recuerdas que cuando me fui de aquí para estudiar en Italia te prometi que para tu proximo cumpleaños haria algo solo para ti, algo que nadie tendria, este diseño hecho por mi es una pieza unica.
–Que envidia nos das Strify. –Dijo Shin sonriendo.
Strify agradecio el obsequio a Lili con un abrazo, ella le correspondio mientras exclamaba. -¡Feliz Cumpleaños!.
–Gracias Lili eres increible lo usare en mi fiesta de cumpleaños.
–Eso espero, ahora debo irme.

Con su bolso negro en la mano Lili se despidio haciendo una reberencia hacia nosotros, me parecio algo extraño pero no se podia esperar mas de alguien que llevaba el cabello completamente fuscia.

Por la tarde Kiro se sento en el sillon junto a mi tratando de convenzerme para que lo acompañe a recoger nuestros trajes a la casa de Denci. Al final desistio y salio con Shin y Romeo a buscar los trajes para la fiesta de cumpleaños. Yu por su parte se quedaria dormir ya que Vanessa no podria estar con el debido a su trabajo. Strify haria lo mismo y yo trataria de distraerme en otra cosa.

Con paciencia y algo de calma ingrese a mí habitación para tratar de concentrarme en otro cosa que no fuera el, aun asi no lo lograba. Camine de un lado a otro con los brazos cruzados hasta terminar rendida por el sueño en mi cama. Un pequeño parpadeo me hizo ver que ya era de noche, aun asi y en medio de la oscuridad lleve mis manos con agilidad hacia mis ojos para frotarlos, mientras que un bosteso se apoderaba de mi boca mientras me sentaba al borde de la cama. Luego de unos minutos abri la puerta de mi habitación en dirreción al baño para lavarme el rostro, al girar la pestilla de la puerta me percate de que no habria asi que decidi hechar un vistazo por el ojo de la cerradura, pero parecia que no habia nadie. –Tampoco puedes entrar. –Me pregunto aquella voz a la cual no queria escuchar. –Automaticamente gire mi cuerpo en dirección contraria pero algo ocurrio. Debo decir que de haber sabido que sucederia tal cosa jamas hubiera estado ahí.

–Au.. – Me queje mientras Strify jalaba con fuerza parte de mi cabello castaño.
–Que demonios…
–Deja de moverte no vez que me duele.
–Yo no tengo la culpa de que siempre tropiezes conmigo Lenka. –Se quejo.

Mi maldito cabello se habia enredado en uno de los botones de la camisa de Strify. No sabia como pero mientras mas nos moviamos mas intenso se hacia el dolor. Trate de llevar una de mis manos hacia donde en encontrba mi cabello pero fue inutil ya que a cada movimiento brusco el cabello se enredaba mas.

–Lenka deja de moverte, te lastimaras.
–No… solo quiero regresar a mi habitación. –Dije con la voz temblorosa a punto de llorar pero no lo hice.
–Vallamos a mi habitación, aquí podria encontrarnos Yu.
–No ire a tu habitación. Y no me importa Yu.
–Lo siento pero esta vez no te hare caso, no te das cuenta que tampoco es agradable para mi verte en esa postura frente a mi. –Strify parecia avergonzado pero no pude verle la cara para comprobarlo.

No quise ir a su habitación y me rehuse hacerlo. Pero finalmente gano el. Ambos entramos con cuidado para no lastimarme.

–Solo hay una opción, tendre que sacarme la camisa.
–¿Qué?. –Exclame con los ojos muy abiertos.
–Es la unica forma Lenka y tenemos que hacerlo antes de que lleguen los demas.
–Yo… yo…esta bien.

No sabia que más decir… mi lengua me dificultaba el habla y mis piernas temblaban de solo pensar en que veria su torso desnudo. –Debes sentarte, yo hare lo mismo. –Me decia el, mientras ambos tomabamos haciento. Me negaba haberlo, cerre los ojos un instante pero sabia que no lo haria por mucho tiempo. Su hermosa piel nivea estaba al descubierto frente a mis ojos, contube la respiración. –Ya esta. –Dijo el rompiendo el silencio. Ambos nos observamos sin quitarnos los ojos de encima y poco a poco nos acercamos hasta dejar nuestros rostros uno frente al otro… pero ninguno se atrevia a dar el primer paso… con algo de dificultad logre ponerme en pie y salir de su habitación… aunque aquella noche solo seria el principio de lo que vendria despues…


CAPITULO 27: SEBASTIAN CARLIS

Luego de dos días de descanso volverían a sus ensayos habituales. Faltaban cinco días para la gran fiesta que habían organizado los chicos por nuestro cumpleaños. Romeo me había dicho que Shin y Kiro estaban organizando los últimos detalles, así como el y Yu se encargaban de las bebidas y los invitados. Strify y yo solo tendríamos que celebrar aquel acontecimiento. Shin también me había dicho que no me preocupara ya que Strify era bastante estricto cuando se trataba de su cumpleaños y le creí.

Tilo aguardaba dentro de la sala de ensayo para que los chicos comiencen la práctica. Observe a Vanessa a mi costado con la mirada perdida, sus intensos ojos no tenían aquel brillo que normalmente mostraba, parecía confundida y algo frustrada. No me atreví a preguntarle por que sabía que ese lugar era el menos indicado. –Lenka, Lenka, Lenka, ven.- La voz de Shin me distrajo.

–¿Qué ocurre Shin?. –pregunte expectante.
–Puedes hacerme un gran favor.
–Claro que si Shin.
–En la sala de visitas deje mis baquetas y necesito probar la nueva batería, puedes traérmelas Lenka.
–Oh, claro que si Shin.
–Están en mi bolso en mi casillero, ese que tiene el dibujito de Bod Esponja. –Shin sonreía avergonzado.
–Si recuerdo cual es, ahora iré.
–Y por favor dile a Strify que se apresure.
–Si.

En realidad mi “si” no fue tan convincente, mas bien parecía un “tengo que hacerlo yo”. Oh si, como siempre yo tenia que llamar a la barbie de Strify, no quise ir pero ya le había dado mi palabra a Shin y no le iba a fallar, menos cuando lo veía tan entusiasmado con la idea de probar sus nuevas baquetas las cuales compro Romeo por la apuesta que le gano.


–¿A dónde vas Lenka?. –Me pregunto Nessa
–Voy por las baquetas de Shin … y por Strify.
–Te acompaño.
–Ok

Sonreí de felicidad, ya no iría sola aquella habitación, parecía que era mi día de suerte. Agradecí a Vanessa por su gesto con una sonrisa.

–Espera, aun tenemos que hablar.
–Voy acompañar a Lenka.
–Nessa… por favor.
–Por mi no hay problema Yu, puedo ir sola, no me perderé.
–Gracias Lenka.
–Lenka pero yo…

Yu tomo a Vanessa de la cintura y se la llevo a la habitación contigua, parecía que algo no andaba muy bien, las cosas estaban muy raras entre ambos. Pero eso no me importaba en ese instante, lo único que realmente importaba es que iría sola a ver a la barbie, no me quedaba de otra.

–Adelante.
–Hola.
–Lenka. –Sonrió.
–Vengo por las baquetas de Shin.
–Claro.
–Por cierto dicen que te apures que ya va a comenzar el ensayo.
–Ok.

Strify parecía muy tranquilo y de buen humor, no me impresiono ya que constantemente lo hacia. Pude ver las baquetas de Shin, eran de color negro y tenían grabado su nombre. –Son hermosas. –Exclame.

–¿Qué?
–Las baquetas de Shin.

Strify dejo los papeles que leía y se acerco a mí con curiosidad para contemplar la belleza de las baquetas junto a mí.

–Si, son bonitas. Romeo debe haber gastado un buen dinero por ellas.

Sonreí al recordar la escena de la apuesta de Romeo y Shin.

–De que ríes.
–De algo.
–De mí.
–Claro que no.
–Esta bien te creo.
–Bueno me voy y apurare.

Salí de la habitación riéndome por la escenita con Strify y camine por el pasillo hasta llegar casi a la sala de ensayo, unas llaves en la mano izquierda me distrajeron. –Las llaves de Shin, fuck. –Había olvidado cerrar el casillero de Shin, decidí regresar pero me percate de que la madre de Strify estaba de pie frente a la puerta, ella toco. –Ahora que te olvidaste. –Strify sostenía la puerta mientras miraba a su madre con el rostro mas pálido que de costumbre.

–Hola cariño. –Victoria sonría dulcemente. Pero Strify no tenía expresión alguna.
–¿Qué hace aquí?.
–Puedo entrar.
–Estoy muy ocupado, la firma de autógrafos fue la semana pasada.
–¿Necesito una cita para ver a mi hijo?.
–No lo se señora pero si quiere algo de mi o de mis amigos debe primero hablar con mi representante.
–No puedes ser tan duro cariño, tú no eres así.
–Lo que tenga que decirme dígalo de una buena vez que estoy muy ocupado.

Strify dejo la puerta abierta y entro en la habitación, se sentó junto al mismo asiento en donde lo había encontrado y tomo sus papeles. Victoria entro detrás y se quedo de pie junto a el.

Ambos parecían dos estatuas inmortales y marmoleadas de belleza, podía ver de donde había heredado el tanta gracia. Victoria con una mano temblorosa pretendía acariciar la cabeza de su hijo pero había algo que le impedía hacerlo, tal vez el dolor, o el rechazo que su propio hijo le hacia sentir.

–Diga lo que diga no cambiare de opinión. O es que acaso aun no lo ha entendido señora. –Strify esquivo los ojos azulados de su madre y se acuno en uno de los bordes de la ventana.
–De que tienes miedo.
–No sea ridícula. Yo no le tengo miedo a nada.
–Querer a tu madre si.
–Querer… usted sabe el significado de querer señora.

Strify soltaba las palabras con gran frialdad que parecían creíbles cuando las escuchabas pero sus actos y el movimiento tembloroso de su cuerpo decían algo muy distinto. Victoria lloraba en silencio como una madre resignada al rechazo de su propio hijo.

–¿Qué?, no me diga que viene a darme otro de sus regalos, usted piensa que con eso basta verdad, que ingenua es.
–Por favor Sebastián, dame la oportunidad de explicarte lo que paso, se que hice mal, se que no debí dejarte… pero…pero yo…
–Usted nada señora, usted me enferma, me asfixia. Me mata con solo verla.
–Quien te enveneno tanto contra mí.
–¿Quien? Ja … El único problema aquí es que yo soy su hijo y usted es mi … madre. –Strify tragaba las palabras.
–Basta, basta no digas eso por favor…
–Que, no le gusta escuchar la verdad… no le gusta aceptar que es la peor madre del mundo… que no vale nada, absolutamente nada.

Algunas gotas le liquido sobre mis mejillas hicieron que me de cuenta de que lloraba, aquello era lo mas espantoso y cruel que había escuchado. Quise ir corriendo y abofetear a Strify por tantas tonterías juntas pero mis piernas parecían pegadas al piso. Observe a Victoria sentada en el suelo a un lado de Strify con las manos en el rostro, tratando de menguar el dolor que sentía. Strify lloraba llevándose las manos a la cabeza parecía confundido mientras observaba a su madre en el suelo.

–Ya… no puedo… tengo que salir de aquí.
–Sebastián C ……
–Suélteme.
–Hijo…hijo…hijo…! .-Gritaba Victoria.

Con rapidez logre esconderme detrás de una columna y ver a Strify llorando mientras apoyaba sus manos en la pared del pasadizo.

–No llores Strify, llorar es derrota, es derrota, es derrota, es derrota, llorar es derrota.

Los puños de Strify golpean una y otra vez con rabia la pared repitiendo aquellas palabras. En un segundo logro girar y pude ver su hermoso rostro desencajado, sus ojos azulados estaban llenos de lágrimas, su respiración era entrecortada. Con las yemas de los dedos alcanzo a limpiar los residuos de dolor en sus ojos, tomo aire y camino hasta perderse en la sala de ensayo.

Presenciar todo me había dejado algo aturdida, no sabia si debía ir tras de Strify para cuidarlo o debía ir tras Victoria y consolarla. Por principios sabia que ella me necesitaba mas que el. Camine a paso lento mientras abría sin ruido la puerta; Victoria seguía ahí, tirada en el suelo, con cuidado nos sentamos en el sillón de cuero negro.

–Voy a traerle un vaso con agua.
–No, no cariño. Solo quédate conmigo un momento.
–Claro que si.
–Lenka, prométeme que siempre cuidaras de el.
–Yo…ah…
–Se cuanto te ama y cuanto tu a el.
–Señora yo…
–Sebastián a veces es algo cerrado y muy orgulloso, es igual que su padre. Pero tiene la capacidad de amar intensamente. Y ese es su punto más débil. Por eso se comporta así, por eso parece egoísta y vanidoso. Por eso oculta sus verdaderos sentimientos y por eso solo muestra quien es cuando realmente se siente en confianza.
–Victoria no lo justifique, el fue grosero y muy cruel con usted. El…
–Es mi hijo… Lenka, y lo amo.
–Eso no lo justifica. Usted es su madre.
–Yo lo abandone, soy una mala madre. –Victoria se cubría el rostro.
–No diga eso. Sea cual sea el motivo que la obligo a irse de su lado usted sigue y siempre seguirá siendo su madre. Siempre Victoria.
–Lo se cariño, gracias… Se que el nunca me podrá dar un poco de su amor.
–Si se lo dará, en algún momento la necesitara mas que nunca Victoria.
–El viernes es su cumpleaños y se que no podré estar ahí, no me atrevería a desperdiciar ese día tan importante para el con mi presencia y es por eso que me gustaría que le entregaras este obsequio a el.
–Claro que si Victoria, yo le diré que le enviaste este obsequio.
–Oh no, por favor, no le digas que yo se lo di, el no lo recibirá.
–Pero…
–Se lo que te digo, Sebastián no lo aceptaria.

Asentí con la cabeza al pedido de Victoria de guardar el secreto. Ella sonrió amablemente. La caja era similar al del obsequio de Lili la amiga loca de Strify. Pero esta era mucha más bonita y más pequeña, era de un color negro muy distinto a todos los que habia visto en mi vida, el lazo que lo sujetaba era de un color plateado intenso tan intenso como un brillante. Y en uno de los bordes decia: “Para SEBASTIAN C…… “
–Sebastián… C…… -Lei la pequeña dedicatoria en voz alta.
–Si, ese es su verdadero nombre. Aunque es más conocido como Strify.
–Si, aunque es muy raro saber su verdadero nombre. Ya me había acostumbrado a llamarlo Strify.
–El es muy vanidoso y no lo culpo, en eso somos iguales. Debo irme cariño, y por favor entrégale este obsequio por mi.
–Si se lo prometo.

Aquella mañana me despedí de Victoria un poco mas tranquila con la confianza de guardar su secreto. Aquel día iba ser largo, sabía que debía apresurarme o de lo contrario Shin y los demás me matarían…

Aun así tenia la sensación de que algo no muy bueno estaba por venir…



Y disculpen si me faltan algunas cosas. Espero comentarios.... Very Happy

_________________




Kerli & Jack Strify <3
"the music's inspiration and the fashion glam"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
• Mafiih •



Cantidad de envíos : 51
Fecha de inscripción : 31/01/2010
Edad : 23
Localización : Surco, Lima-Perú

MensajeTema: Re: TOUCHING & KISSING Cap. 29 III PARTE   Jue Mar 11, 2010 3:39 pm

O_O
Strify del maaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaal ¬¬
Pobre su madre on xD
Síguela Smile
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
fatima_cb



Cantidad de envíos : 54
Fecha de inscripción : 12/10/2009
Localización : mexico city

MensajeTema: Re: TOUCHING & KISSING Cap. 29 III PARTE   Jue Mar 11, 2010 3:40 pm

siguela esta super
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ceci StyLe
Admin
Admin


Cantidad de envíos : 1111
Fecha de inscripción : 07/09/2009
Localización : Waling on air ·Perú·

MensajeTema: Re: TOUCHING & KISSING Cap. 29 III PARTE   Vie Mar 19, 2010 1:11 pm

Ok a pedido de Mafiih pondre la continuación. Y gracias a Fatima y a Mafiih (mi angel Jack Strify) por leer. Espero qu les guste... por cierto les voy avizando de anticipado que este fic ya va a culminar .... espero darle un buen fin ... eso creo.

CAPITULO 28: UN BESO

Corrí por el estrecho pasillo del edificio hasta ver la luz en la habitación de ensayo. Busque por todas partes pero no lo halle. Una sensación de angustia me invadió el cuerpo. –Lenka. –Era Kiro el que pronunciaba mi nombre, se encontraba a mi lado con el rostro calmado. –Kiro. –Exclame sorprendida al verlo así. –El… -Pregunte por Strify, Kiro sabia a quien me refería –Se fue, creo que quería estar solo. –No entendí por que Kiro estaba tan tranquilo, después de todo era su mejor amigo. –No te preocupes el estará bien. –Volvió a repetir mi novio con ánimos de calmarme. –Si… espero que si. –Respondí con algo de duda.

Después de todo no hubo ensayo aquella tarde, Tilo lo suspendió hasta nuevo aviso. Los muchachos decidieron regresar a casa. –Nos veremos en la noche. –Repetía Yu, al parecer tenia algunos asuntos pendientes con Vanessa. Por sus rostros note qué se trataba de algo serio. Por otro lado Romeo haría lo mismo ya que quería la tarde libre para hacer algo personal.

Luego de unos minutos de estar en los brazos de Kiro y tras lograr deshacerme de ellos suspire y me percate de que aun llevaba el obsequio de Strify en las manos, así que decidí guardarlo dentro de mi bolso para que no se maltratara mientras abordábamos el auto de Shin. Por el espejo retrovisor observe a Vanessa y a Yu discutiendo mientras el auto se alejaba de ellos hasta perderlos. El sonido de un teléfono móvil distrajo nuestra atención, Kiro parecía impaciente como si esperara alguna llamada muy importante.

–Lo siento, es mi teléfono. –Respondió Shin despejando la duda de Kiro.
–¿Estas esperando alguna llamada Kiro?. –Pregunte.
–…no… -Respondió algo confundido.

No le pregunte más, tenía muchas cosas en la cabeza. Shin aparco el auto frente al condominio y nos aviso de la llamada repentina de sus padres. Kiro y yo lo despedimos desde la puerta del edificio.

–Bien ahora solo quedamos nosotros. –Kiro me observaba algo ansioso.
–¿te pasa algo?. –Volví a Pregunte.
–Claro que no Lenka, estoy bien. – Kiro sonreía para disimular.

No entendía la actitud de Kiro, sus salidas constantes, sus cambios de animo, ya no parecía el de antes, aquel Kiro que parecía un niño pequeño y travieso, ese que siempre estaba pendiente de mi y que constantemente me mimaba. Dentro de mi mente llegue a pensar que su cambio se debía a mi actitud indiferente y a mi mal humor, eso me hizo sentir mal por el y por mi. Yo sabía que Strify solo podría ser un buen amigo y nada más, sabia que su corazón le pertenecía a otra y por lo tanto no podría luchar contra ese sentimiento.

Kiro y yo entramos en el ascensor en completo silencio, apoye mis pies con fuerza en la repisa del ascensor mientras Kiro apretaba el botón que nos llevaría hacia nuestro departamento o mas bien al de el y sus amigos. Una llamada lo detuvo de golpe. Con nerviosismo tomo el móvil y lo llevo hasta su oído derecho, contesto muy despacio, parecía estar en silencio.

–Pensé que no llamarías… ahora voy a por allá, estoy saliendo.

Aquellas fueron las únicas palabras que pude oír con algo de dificultad, mientras el guardaba en móvil en uno de sus bolsillos.

–¿Quién era?. –Pregunte.
–Siiri, tengo que ir a verla.
–Puedo ir contigo.
–No, no… te aburrirás, tengo que ayudarle en algunas cosas. Regresare pronto. Te quiero.

Y así como entro en aquel ascensor se fue dándome un beso en la frente, sin voltear a ver mi rostro. Tenia la sensación de que mentía pero era imposible dudar de el, el nunca me había mentido y no lo creía capaz. Aquella silueta frágil y delicada desapareció frente a mis ojos. Apreté el botón y la puerta del ascensor se cerró conmigo dentro.

Al llegar al departamento apoye mi espalda en la puerta con las manos hacia atrás. –¿Dónde estas Strify? –Deseaba saber donde podría estar, ¿si estaba bien?, ¿si necesitaba algo?. Suspire sin animo, aquel lugar seria el menos indicado si el quería estar solo.

Volví a la realidad y camine lentamente hasta la puerta de mi habitación, una vez dentro me despoje de la ropa que traía puesta, me senté en la cama y coloque el obsequio de Strify frente a mi, tenia curiosidad por saber de que se trataba, tenia intención de abrirlo pero finalmente desistí. Me recosté un momento en mi cama para analizar la situación y decidir que es lo que debía hacer. Había una idea loca que rondaba mi cabeza y era salir a buscarlo, quería hacerlo y pretendía hacerlo. Demore unos cuantos minutos en volverme arreglar, saque algo de ropa liviana del armario, algo sencillo. Amarre mi cabello en una cola para estar mas cómoda y me puse un poco de rubor sobre mis mejillas, las cuencas de mis ojos aun llevaban el maquillaje de la mañana. Tome el obsequio de Strify y lo guarde en mi bolso, así como mi móvil y algo de dinero. Al abrir la puerta me lleve una gran sorpresa algo que hizo estallar mi corazón de una alegría absoluta.

–S…strify. –Logre articular sin aire por la emoción de verlo.
–¿Querías verme?.
–Yo…

Strify me sonreía sin ganas mientras recostaba su cuerpo en la pared para verme mejor.

–Estábamos preocupados por ti.
–Y por que tendrían que estarlo. Yo estoy muy bien.
–Iba a ir a buscarte ahora mismo. Pensé que… tu…
–Me mataría… me cortaría las venas… – Volvió a sonreír sin ganas.
–Pensé que me necesitarías… solo eso.

Baje la mirada y la pose sobre el suelo, la felicidad que sentí en aquel momento se desvaneció. Me di cuenta que el no necesitaba de mi. Me di cuenta que Kiro había tenido razón al decirme que el quería estar solo. La voz suave de Strify volvió a hablar…

–Lenka… -Lo interrumpí.
–Cuando saliste de aquella habitación y te vi llorar sentí algo… algo que no puedo explicarlo…algo que… –Algunas lagrimas se escaparon de mis ojos. –Me alegra que estés bien Strify… Ahora debo regresar a mi habitación.

Con mi puño limpie las pequeñas lagrimas que habían brotado de mis ojos y me dispuse a regresar a mi habitación con la tristeza que me embargaba el corazón.

–Espera…tienes razón, no estoy bien…pero que mas puedo hacer…a quien mas puedo decirle como me siento…
–Strify…
–Lenka…

Strify me tomo con desesperación y se abalanzo sobre mis frágiles brazos para abrazarme. Los sollozos de tristeza y angustia desaparecían en su boca con cada alarido suyo. No se atrevía a decir algo y yo tampoco. Sabía que las palabras sobraran cuando las acciones decían absolutamente todo. Cariño era lo que buscaba con ansias y confianza era lo que necesitaba para sentirse protegido y estar bien. Las palabras de su madre vinieron a mi mente en aquel instante triste.
Aquellas lagrimas me hicieron llorar a mi también, ambos compartíamos su dolor, aquel dolor que también sentía mío, aquel dolor que me recordaba que era el para mi… solo un sueño.

No se cuantos minutos trascurrieron pero parecía mas calmado y tranquilo que antes.

–Len…ka…
–Si…
–No llores por … mi.
–Eres mi amigo… te quiero…
–Lenka…
–Te traeré un vaso con agua…
–No… ya estoy bien… mucho mejor…
–De verdad…
–Si… solo necesito lavarme el rostro y maquillare un poco…
–Esta bien… –Sonreí.

Strify se alejo de mí para lavarse y retocarse el rostro. Cuando volvió era otro… era el Strify que siempre veía cada mañana, aquel rostro angelical y hermoso que tanto me gustaba contemplar.

–Ya estoy listo. ¿Qué tal me veo?
–Estupendo… te vez radiante, no haz cambiado nada.
–Gracias… tu también te vez hermosa Lenka.
–Gracias. –Sonreí para Strify.
–El día esta estupendamente bello y no quisiera desperdiciarlo. Así que me atrevo a pedirte si podrías acompañarme a verlo más de cerca… Lenka.
–Claro que si. Acepto con mucho gusto.

Aquella petición fue inesperada, pero me era imposible rechazarla. Me atreví aceptar por que quería estar cerca del hombre que amaba.
Aquel día no fue tan malo después de todo. Strify y yo salimos del departamento con buen ánimo y tomamos el ascensor con prisa. Al salir por la puerta del condominio Strify hizo algo que no me esperaba. El tomo mi brazo con suavidad y ambos quedamos unidos. Parecíamos un par de enamorados. Aun así, sabia que no podría emocionarme tanto pero mi corazón no pensaban en otro cosa mas que en ese instante encantador.

Mis ojos parecían hipnotizados y no había otra cosa que no fuera el. Al mirarlo tan detenidamente logre fijarme en su ropa… el la había cambiado, ahora traía puesto un pantalón negro, una camisa ploma, zapatos de punta, y un saco que lo hacia ver muy sofisticado. Me mordí el labio, me gustaba mucho.

–¿Qué pasa?, tan mal me veo. –Me pregunto el.
–Oh no, claro que no.
–Entonces que es lo que esta mal.
–Es solo que te vez… muy atractivo… solo eso. –Aquellas palabras salieron de mi boca sin pensarlas y me avergoncé poniendo mis mejillas ruborizadas.
–Yo soy el hombre mas envidiado por llevarte del brazo.
–Digamos que ambos somos la envidia de todos.
–Exactamente Lenka.

Volví a escuchar aquella risita musical y feliz que me gustaba escuchar de el.
Ambos caminamos por largo rato, y a el parecía no importarle ser reconocido.

–Hay un lugar que me agrada mucho y me gustaría que lo conozcas.
–Me encantaría conocerlo.
–Estupendo entonces te va a fascinar.

Caminamos dos cuadras más hasta llegar a un lugar realmente hermoso. Al entrar quede aun mas sorprendida el diseño era realmente exquisito a comparación de otros lugares que había visto. Su largo salón estaba dividido por pequeñas habitaciones con diseños de la época barroca con espacio suficiente para más comodidad. Y las finas y delicadas cortinas de un color uva lo hacían aun mas intimo.

–Buenas tardes, pasen por aquí por favor.
–Gracias.
–Desean algo en especial.
–Si, una buena cena, y un buen vino.
–Excelente elección mi Lord. Por favor síganme.

Observe aquel lugar y al hombre que nos acompañaba, parecía tener entre unos 25 o 30 años, su cabello rubio y sus ojos verdes lo hacían ver encantador. Ambos caminamos por un pasillo de color blanco y nos detuvimos frente a una de las pequeñas habitaciones, entramos. El hombre cerro la puerta y nos dejos solos no sin antes dejar lo que había pedido Strify. Un delicado y hermoso piano de color negro nos acompañaba.

–¿Celebramos algo en especial?
–Celebremos nuestro cumpleaños. Te parece.
–Si, me parece una buena idea.
–Entonces brindemos…
–Por nosotros.
–Por el amor.

Al verlo pronunciar aquella palabra mi boca surco una sonrisa de satisfacción. Aquel momento era único y no quería arruinarlo con mis preguntas pero le había prometido a Victoria darle el obsequio. Espere un momento y aguarde a que el terminara su copa de vino.

–Strify.
– ¿Si?

Espere unos segundos antes de seguir

–¿Pasa algo Lenka?.
–Se que no debería preguntar pero necesito saber que fue lo que paso…
–Con Victoria…

Strify me había quitado las palabras de la boca. El prosiguió.

–Parte de mi niñez y toda mi adolescencia la pase solo…Te debes preguntar por mi padre…pero ambos sabemos que el cariño de una madre no puede ser remplazado con nada…absolutamente nada.
–Strify … Victoria…
–Si es mi madre… ¿pero sabes? Cada noche rezaba para que me estrujara en sus brazos, para que me dijera que me amaba…
–Ella…
–Ella nunca estuvo… ni cuando enferme, ni cuando decidí cantar, ni cuando mi padre me detestaba por maquillarme… tal vez por eso soy así como me vez, y por esa misma razón he luchado día a día para llegar a donde estoy y para demostrarles a todos que no dependo de nadie…

Strify estrujaba su copa entre sus manos con rabia precia que iba hacerse añicos en cualquier momento. Sus ojos aun conservaban aquel dolor que lo hacia palidecer aun mas. No lo vi llorar, solo vi como tomaba otra copa de vino sin detenerse…

–Lo siento… no quise arruinar este momento.
–No…no te preocupes Lenka…eres la única persona a la que le he confiado tanto mi vida… y no me arrepiento.
–Agradezco tu confianza…
–Te haz vuelto tan indispensable para mí aunque suene raro…

Decidí tener aquello que estaba escuchando, había algo en mí que me decía que no debía escuchar mas… que debía parar aquella escena o algo que no esperaba sucedería…

–Te tengo un obsequio.
–¿Un obsequio?. –Pregunto e curioso.
–Si, espero que te guste.
–Lenka, gracias… pero yo no traje nada para ti.
–No importa, me lo podrás dar después.

Extendía la pequeña caja negra hacia las manos de Strify para que la abriera. Con suavidad logro desatar aquel brillante lazo platinado y quitar la parte superior de la caja. Unas hermosas manos quitaban de encima el papel que ocultaba el tan ansiado obsequio. Hasta que apareció frente a nosotros. La tristeza que había experimentado hace minutos había desaparecido para dar paso a una sonrisa de alegría.

–¿Alicia en el País de las Maravillas?. –Dije en voz alta al leer el nombre en la portada, jamás espere tal obsequio.
–¿Como sabias que deseaba tanto este libro?, es uno de mis favoritos…

La pregunta de Strify me había tomado por sorpresa, ya que no esperaba tal obsequio, así que tuve que mentir, de todos modos una mentira blanca no era mala si servia para hacerlo feliz.

–Digamos que sabía que te gustaba leer libros interesantes así que pensé que tal vez te gustaría Alicia en el País de las Maravillas.
–Había leído este libro de pequeño pero se perdió y ahora tu me lo obsequias… es el regalo mas dulce y bello que me han podido hacer. Es uno de mis favoritos. Gracias Lenka. –Strify sonreía de felicidad.
–Pensé que el mejor obsequio era el de tu amiga Lili.
–Pues me retracto el mejor obsequio que me han podido hacer es el tuyo.

Strify tomo el libro en una de sus manos y me abrazo efusivamente, aquel olor exquisito que emana su cuerpo me hizo delirar por algunos minutos… minutos en los que me miro fijamente a los ojos y me beso… -Te amo. –Logro decir Strify al separar algunos segundos mis labios de los suyos. Mis ojos aun permanecían abiertos de la impresión pero mi boca seguía el compás de la suya sin detenerse…

Aquella tarde-noche ambos aceptamos por fin nuestros sentimientos y decidimos guardar el secreto… un secreto que en algún momento se sabría pero que por ahora debíamos ocultar, por el bien de todos…

Por cierto este capitulo que voy a poner ahora esta dividido en tres partes y consiste en 3 versiones y puntos de vista de los personajes. Este primero que pondre ahora es luna versión de Lenka.

CAPITULO 29: MI OBSESION

Versión de Lenka: "Un corazón Sellado"

Mire mi reloj y eran las 6:00 de la mañana del viernes. –Feliz Cumpleaños Lenka. –Me dije cruzando los brazos de mi pecho a mi espalda. –Hey!, pon mejor cara, hoy es tu cumpleaños. –Me dije a mi misma mirando el reflejo de mi rostro en el espejo. –Ve ha darle el feliz cumpleaños a Strify, que esperas…! –Aquella voz parecía dirigir mis sentidos.

Me acerque a la cómoda, tome mi cepillo y lo pase suavemente por mi largo cabello castaño hasta dejarlo presentable, odiaría que Strify me viera despeinada. Era temprano y apenas algunos rayos de sol se asomaban entre las espesas nubes de la mañana. Abrí la puerta y camine por el oscuro pasillo que me conducía hacia su habitación. Tal vez lo sorprendería aun dormido, con las sabanas cubriendo su hermoso cuerpo de Adonis y su bello rostro hundido entre las almohadas blancas. Sonreí de solo imaginarlo. Mi mano derecha giro la pestilla de la puerta y ahí estaba, recostado en aquel diván dorado, con aquel libro, su favorito.

–Pensé que aun dormías.
–Yo pensé que tú hacías lo mismo. –Me dijo el aun recostado en el diván

Cerré la puerta y me acerque hasta Strify para ver su hermoso rostro aun más de cerca. Era mi cumpleaños y me gustaba que el fuera mi obsequio para empezar la mañana.

–¿Dorian Gray? -Pregunte
–Si.
–Cuantas veces lo haz leído.
–No tengo idea… cada vez que lo leo encuentro algo nuevo y me fascina.
–Lord Henry Wotton, dice algunas cosas interesantes.
–Misters Dorian Gray también esta fascinado con Lord Henry.
–Misters Dorian Gray se parece algo a ti.
–¿A mi? Y ¿en que?.
–En su extraordinaria belleza.

Strify acerco mi rostro al suyo y me beso dulcemente por unos segundos

–¿Eso fue por el cumplido o por que?
–Feliz cumpleaños mi hermosa Lenka.
–Feliz cumpleaños mí querido Sebastián… o Strify.

Strify soltó una risita tonta

–Vas a divulgar mi nombre a todo el mundo.
–Si te portas mal… quizás.
–Entonces no lo haré. Al menos no hoy.

Sonreí fingidamente y me asome a la ventana, el sol comenzaba a salir muy despacio

–¿Dije algo malo?
–Claro que no.
–Entonces por que esa carita.
–Kiro… -Dije con la vista hacia la calle

Strify dejo el diván y se acerco hacia mí para contemplar mi rostro.

–Aun lo amas…
–¿Qué?
–Aun lo amas ¿verdad?

Ahora yo observa a Strify, aquel rostro risueño había desaparecido para mostrar uno triste y vació. Sus bellos ojos se perdían entre la calle y sus labios rosados se habían decolorado.

–No!, claro que no… tu me gustas, me gustas mucho, me gusta Sebastián, me gusta Strify… me gusta y lo amo, lo amo tanto que no quiero lastimarlo…

Ya no pude observarlo, las lágrimas habían nublado las cuencas de mis ojos. Camine y me senté en la cama con la cabeza hacia abajo. Strify se sentó silenciosamente en el suelo. Sus suaves y delicadas manos tomaban mi cabeza para observarme.

–Lo siento, no quise hacerte esto. No quiero que llores por mí. Perdóname, perdóname Lenka, perdóname por haberme enamorado de ti. Lo siento mucho.

Los ojos de Strify también lloraban tan silenciosamente como los míos. Aquellas suaves manos parecían quemar la piel de mi rostro con tan solo palparlo y aquellos ojos llorosos penetraban mi corazón enamorado.


–Odio verte llorar, no me gusta verte triste. Te amo, te amo y eso ya no va cambiar. –Le dije.
–Lenka…
–Tengo miedo de lo que pasara después… pero no quiero dejarte ahora, no ahora que te he encontrado…
–Kiro entenderá… el solo vive para hacerte feliz.
–Kiro…como puedo decirle que amo a su mejor amigo. Que lo amo y que lo amo más que a nada en esta vida.
–No pienses mas… hoy es un día especial, hoy es nuestro día. Olvidemos todo, quiero que sonrías para mí.

Acepte la petición de Strify, en el fondo podría ser verdad. Kiro vivía para hacerme feliz…Pero que pasaría si no fuera así, si el me odiaría, me odiaría al punto de despreciarme. No lo soportaría…
Strify sonreía a mi lado, observándome como si fuera la primera vez.

–Así te vez mas hermosa.
–La luz no me ayuda mucho, no sabes mentir.
–La luz que importa si mi corazón dice que eres bella.
–Tonto… leer a Oscar Wilde te afectado
–Oscar Wilde me fascina tanto como tu a mi… Espera tengo un obsequio.
–¿Un obsequio?
–Si. Déjame buscarlo, lo guarde celosamente para ti.

Con sutil gracia Strify dejo el suelo en donde estuvo sentado para buscar aquel obsequio que quería darme. Una frágil y pequeña cajita de color rojizo estaba en sus manos. Volvió hacia mi, me tomo del brazo y me puso frente al enorme espejo por el cual cada mañana se veía antes de salir a cualquier parte.

–¿Qué es?
–Cierra los ojos.

Cerré los ojos impacientes, curiosos, ansiosos. Sus brazos rozaban mi espalda y sus manos se adueñaban de mi cuello. Algo frió se encontraba colgando en mi cuello.

–Ahora puedes ver.

Un brillo exquisito desbordaba frente al espejo. Su reflejo relucía hasta en el más oscuro rincón de aquella habitación. Aquel medallón me había dejado sin palabras. Palabras que Strify esperaba.

–Donde… lo compraste.
–Eso no importa. Dime si te gusta.
–No me gusta… me fascina… es realmente esplendido… es maravilloso.
–Cuando lo vi supe que era perfecto para ti y no me equivoque.
–Debes haber pagado mucho por el, no debiste… yo no te di nada.
–¿Nada?. Lenka, no recuerdas aquella noche. La noche en que te bese, la noche en que me diste el obsequio.

Recordé a que se refería. El problema era que aquel obsequio no era mío si no de su madre.

–No hay comparación. Esto vale mucho más.
–Tu amor vale más para mí. Y aquel libro pertenece al recuerdo de mi infancia.
–Strify…
–No digas más. Ambos estamos a mano.
–Esta bien tu ganas.

Sonreí y tome el medallón con una de mis manos. Era un diamante negro, muy fino, con un brillo deslumbrante, tenia la forma de un corazón y en medio llevaba nuestras iniciales. La “L & S”. Era adorablemente bello. Aquel obsequio lo llevaría siempre. Aquel medallón seria el símbolo de nuestro amor.

–Dame un beso antes de salir de esta habitación.

Strify esperaba ansioso aquel beso. Un beso dulce, calmado, sin prisa.
–Ahora debemos salir antes de que despierten.
–Si.
–Te amo.
–Y yo a ti.

Dejamos nuestro amor guardado en su habitación y salimos. Debíamos actuar lo mejor posible, debíamos hacer lo que antes hacíamos, con la diferencia de que antes no actuábamos. Esta vez lo hacíamos por nosotros y por no lastimara nadie. Strify me había dicho que esperáramos un tiempo para anunciar lo nuestro.
Ambos llegamos a la cocina. Saque el jugo del refrigerador, Strify puso dos vasos en la mesa y decidimos brindar. Kiro, Shin y Romeo aparecieron al escucharnos reír y hablar. Todo marchaba perfectamente.

–HEY!!, FELIZ CUMPLEAÑOS X DOS. –Romeo se mostraba feliz con aquel saludo efusivo.
–Feliz cumpleaños mi amor. –Kiro sonreía feliz con aquel abrazo que estrechaba mis brazos. Su boca busco la mía y la beso por unos segundos. –Strify feliz cumpleaños. Te deseo toda la felicidad del mundo, te quiero lo sabes ¿no?. –Kiro me dejo para abrazar a Strify.
–Gracias. –Dijo el.
–Felicidades Lenka, Strify. Les deseo un bonito Feliz cumpleaños. Espero que hoy la pasen muy bien con todo lo que les organizamos. –Decía Shin.
–Por supuesto que se divertirán Shin. Veras que hoy será un día inolvidable para ellos. –Reponía Romeo.
–¿Y donde esta Yu?. –Pregunto Strify.
–No vino a dormir seguro se quedo con Nessa. –Respondió Romeo.

La respuesta de Romeo confirmaba algo que creía que estaba sucediendo. Problemas de pareja quizás. Tanto Yu como Vanessa habían estado muy extraños los últimos días. Los había notado muy tensos…

–¿Ey?, y ese medallón… es hermoso.

Romeo observaba atentamente el medallón que colgaba de mi cuello. Shin se sentó al lado de Strify para observarme también, Kiro permanecía de pie sin decir nada.

–El medallón es…
–Es mi obsequio de cumpleaños para Lenka. –Strify hablaba firmemente sin una pizca de miedo.
–Ya me imaginaba que era obsequio tuyo. Tienes buen gusto.
–“L y S”… Lenka y Strify, le grabaste las iniciales de sus nombres. Que bello detalle Strify. –Shin miraba a Strify para confirmar lo que había dicho.
–Si Shin… Espero que no te incomode Kiro.

Strify sentado desde aquella silla veía el rostro de Kiro. Esperaba alguna reacción de celos. Los ojos rasgados de Kiro miraron los de Strify y entonces hablo.

–¿Incomodarme?. Eso seria tonto. No tengo motivos para hacerlo.
–Eso pensé Kiro. –Respondió Strify.
–¿Te gusta el obsequio de Strify mi amor?

Kiro aparto a Romeo sin molestarlo para estar más cerca a mí. Tener su rostro a centímetros de mío me hizo temblar. Aquel hermoso rostro me intimidaba a tal punto que me hacia esquivar la vista a otro lugar. Presentía que Kiro sospechaba alguna cosa pero que había algo que lo detenía.

–Si… aunque le dije que no era necesario haber gastado tanto.
–Le dije que no se fijara en el ¿Cuánto costo?. Lo importante es que le gusta. –Respondió Strify respondiendo completamente por mí.
–Si Strify, tienes razón. –Respondió Kiro.–¿Y tu Lenka que le diste?. –Volvió a preguntarme Kiro.
–Alicia en el país de las maravillas. ¿No les parece fantástico?. Lenka acertó en el obsequio perfecto. Amo ese libro, es uno de mis favoritos.

Strify había respondido nuevamente a la pregunta hecha por Kiro dejándome otra vez a salvo. Kiro sonreía de forma extraña.

–Maravillosa opción mi amor. Strify adora ese libro.
–Si amor. –Respondí algo confusa.
–Olviden el bla, bla bla, y dejen que los cumpleañeros habrán los demás obsequios. –Romeo había puesto fin a la conversación entre Kiro y Strify. Al parecer había notado el cambio de humor de ambos en aquel momento.

Shin le dio la razón a Romeo afirmando con la cabeza positivamente. Romeo fue el primero en entregar sus obsequios para ambos. Los paquetes envueltos en papel de regalo se encontraban en la mesa. Abrí el primero que era el de Kiro a pedido de Romeo. Mi obsequio era un álbum de fotografías, al abrirlo note que no era común. Este llevaba una pasta bastante oscura y bizarra, dentro contenía un lapicero de tinta negra. –Es muy hermoso cariño, muchas gracias. –Respondí. –Quería darte algo muy parecido a mí y creo que este álbum lo es mi amor. Me agrada que te guste –Kiro me explico el motivo de su obsequio el cual agradecí. El siguiente en abrir su obsequio fue Strify. El paquete era algo más pequeño que el mío. Sus bellas manos tocaron su contenido exponiéndolo a nosotros. Aquel obsequio era un diario, tenia el mismo estilo que el álbum. –Es muy bello. Me gusta mucho, gracias Kiro. –Strify le sonreía a Kiro. –Adoro que te halla fascinado Strify, desde que lo vi supe que era perfecto para ti. Se de tu gusto por los diarios… te encanta escribir secretos. –Kiro parecía estar muy satisfecho con su respuesta nada agradable. Los siguientes en abrir fueron los de Romeo. Nada en particular algo muy exótico tal vez subido de tono. Y finalmente los de Shin que era un obsequio para los dos. Era un delicioso pastel que había sido preparado por su madre. Strify y yo le agradecimos por el bonito detalle y decidimos comer algo de el.


Solo unos pocos minutos después ya habíamos terminado de devorar aquel delicioso pastel en vuelto por una exquisita cubierta de cholote que se derretía con tan solo mirarlo. El placer al comerlo era enorme. Strify y yo trasferimos una pequeña miradita cómplice. Sabía que ambos queríamos reír pero no se podía. Kiro por su parte permanecía a mi lado devorando también su trozo de pastel en mínima velocidad. Romeo por el contrario ya iba por la tercera porción de pastel. Shin nos miraba con aquella sonrisita tierna y dulce que solía tener. Y ¿Yu?, en realidad no lo sabía. Tal vez debería seguir con Nessa, la mañana era larga, aun faltaban algunas horas para fiesta. Eso le daría chance de arreglar las cosas que ha ambos le molestaban.

–Delicioso, me comería algo mas pero creo que si lo hago reventare.
–Así lo creo. –Se quejo Shin tratando de ocultar el pastel.
–Estuvo estupendamente exquisito Shin. –Strify le sonreí a Shin.
–¿Y Lenka?. –Me pregunto Shin.
–Mi lengua recordara esto por siempre. El sabor es único. Dale las gracias a tu madre de mi parte. Tal vez pueda ir a verla luego. –Sonreí.
–Claro que si Lenka. Tal vez tú y Strify puedan ir a verla luego.
–Es una buena idea Shin. –Respondió Strify.

Al parecer a Kiro no le gusto esto. Pude verlo por el rabillo del ojo.

–También podría ir yo ¿o no?. –Pregunto Kiro
–Claro que si. –Respondió Shin rápidamente.
–Me quedaría con ustedes platicando otro rato pero debo descansar para la noche… será larga… muy larga. –Romeo repetía estas palabras con tanta satisfacción.
–Yo también me retiro. Aun tengo que hacer muchas cosas y necesito prepararme para esta noche. –Ahora Strify le seguía los pasos a Romeo. El también pensaba irse todo el día.
–¿A dónde? –Pregunte sin importarme la presencia de Kiro. Sabia que cometía un error pero no podía dejarlo ir sin que me diga a donde.
–No te preocupes, nos veremos en la noche… en nuestra noche… Lenka. –La voz suave de Strify me deslumbro al punto de hacerme pestañear.

Romeo siguió primero, Strify se fue después llevando sus obsequios entre los brazos. Shin, Kiro y yo aun seguíamos a ahí sentados. El ambiente tenso todavía se notaba. Shin lo rompió con su dulce voz.

–Bueno creo que sobro, así que también iré a descansar. Nos vemos luego Kiro, Lenka.
–Esta bien Shin y gracias nuevamente.

Shin desapareció rápidamente no sin antes guardar el resto del pastel dentro del refrigerador. Kiro sostenía aun su cuchara y la movía rítmicamente. Parecía que quería decirme algo pero no se atrevía así que comenzó yo.

–Shin es muy dulce.
–Si. –Dijo el secamente.
–¿Estas molesto?
–¿Se me nota?
–¿Si estas molesto, entonces?
–Algo tal vez…
–¿Por qué?. –No entendí el porque pero debí darme cuenta ya que era muy obvio.
–Strify… esta tan atento contigo últimamente.
–¿Strify?. –Pregunte algo asustada, ¿se habría dado cuenta de algo?.
–Si, antes le molestabas y ahora no.
–¿Estas celoso?. –Sonreí para ocultar mi miedo.
–Si.

Kiro parecía hablar en serio. La expresión de su rostro era confuso. Trague saliva para continuar con la farsa.

–El es tu amigo, no deberías ponerte así. El te quiere mucho.

Y no mentía Strify lo quería. Tanto a el como a mi nos dolía engañarlo de esta forma. Strify albergaba la esperanza de que Kiro nos perdone. ”el es bueno y te ama”.

–Tienes razón, no se porque me pongo así. Parezco un idiota.
–Tal vez. –Sonreí.
–Eres fantástica, te amo. –Kiro siguió mi risa y ambos estábamos disfrutándolo.

A pesar de todo lo que había pasado últimamente lo quería, aun había algo de su amor dentro de mi. La única extraña diferencia era el tipo de “amor”. El que sentía por Kiro era solo un lindo y calido cariño y el de Strify era un amor intenso lleno de ternura y pasión absoluta.

–Por que no vas a descansar.
–¿Me estas echando?. –Le inquirí a Kiro.
–Claro que no… es solo que la noche será muy larga.
–Esta bien. –Afirme.
–Ok, entonces yo también haré lo mismo.

Kiro me sonrió y se acerco a mí suavemente para besarme en la boca. Solo fue un beso. Yo lo acepte de buena gana. Mis sabanas blancas me escondían de mi misma y así quería estar, desea quedarme dormida y no pensar en aquella fiesta donde habría mucha gente que desconocía pero eso era algo de aquel no podría escapar así yo quisiera.


Espero que les guste, cualquier otra cosa me avizan...

_________________




Kerli & Jack Strify <3
"the music's inspiration and the fashion glam"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
3lita



Cantidad de envíos : 870
Fecha de inscripción : 05/09/2009
Edad : 24
Localización : Lima PE

MensajeTema: Re: TOUCHING & KISSING Cap. 29 III PARTE   Vie Mar 19, 2010 1:33 pm

asuuuu de verdad que me perdí como tres caps!!
Pero menos mal que los leí toditos!!!
Los caps han estado GENIALES!!

Strify me da penita por un lado,
Lenka ha de estar MÁS confundida!!!

Y Victoria? asssu cómo ha de sentirse!!!
Que tu hijo te trate así ha de ser terrible!!!
Pero bueno amiga, no te escribiré mucho
porque tengo que salir u.u
pero para la próxima!! =D

Postea pronto!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
3lita



Cantidad de envíos : 870
Fecha de inscripción : 05/09/2009
Edad : 24
Localización : Lima PE

MensajeTema: Re: TOUCHING & KISSING Cap. 29 III PARTE   Vie Mar 19, 2010 1:35 pm

ohhh no, justo publiqué el coment,
y tu colgaste dos caps más!!

Lo leo cuando vengo u.u
AdiiOz!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
fatima_cb



Cantidad de envíos : 54
Fecha de inscripción : 12/10/2009
Localización : mexico city

MensajeTema: Re: TOUCHING & KISSING Cap. 29 III PARTE   Vie Mar 19, 2010 5:26 pm

siguela esta super
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
• Mafiih •



Cantidad de envíos : 51
Fecha de inscripción : 31/01/2010
Edad : 23
Localización : Surco, Lima-Perú

MensajeTema: Re: TOUCHING & KISSING Cap. 29 III PARTE   Vie Mar 19, 2010 6:02 pm

AWW*
Me encantó, mi angel Jack Strify ♥
Estuvo súper *-*
STRIFY Y LENKA SE AMAAAN, STRIFY Y LENKA SE AMAN [cantando xD]
Que lindo que ya se hallan declarado n_n
Ahora, el problema es Kiro O_O
Ojalá no lo tome a mal, si por una muestra de atención de Strify casi la manda a volar, ya me imagino cuando se lo digan.... xDD
Bueno, en fin....
QUIERO QUE TERMINE CON KIRO Y ESTÉ CON STRIFY...
Aguanta .___.
Sí Lenka termina con Kiro y está con Strify, Kiriiiiiiin ♫ pensará que es igual a Morella O_O
La va a odira feo T_T
Huy, no quieroooo, no quieroooo que Kiro la trate mal, lloraré si lo hace e.e
Pobres, su amor aún no puede ser revelado, Y NO PODRÁ SER REVELADO O LENKA MUERE X__X
xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

Síguela mi angle Jack Strify ♥
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ceci StyLe
Admin
Admin


Cantidad de envíos : 1111
Fecha de inscripción : 07/09/2009
Localización : Waling on air ·Perú·

MensajeTema: Re: TOUCHING & KISSING Cap. 29 III PARTE   Lun Mar 22, 2010 7:04 pm

Hola y gracias por leer chicas, me agrada que siguan leendo, asi me dan ganas de seguir con este fic. Bueno hoy les traigo la segunda parte del capitulo 29 asi que espero que les guste aunque esta algo corto, el siguiente sera mas largo, lo prometo, Un beso, las quiero ♥

CAPITULO 29: MI OBSESION (II PARTE)

Version de Strify: "El chico glam"

Los ojos acaramelados de Lenka estaban tristes cuando menciono su nombre ”Kiro…”. Me enfade… pero no con ella si no conmigo mismo. Sabía que estaba haciendo mal pero seria aun mas doloroso ocultar lo que sentía por Lenka… ya una vez lo había intentado sin éxito y no lo iba volver hacer. No quería experimentar nuevamente aquel sentimiento doloroso.

”Kiro entenderá… el solo vive para hacerte feliz” Le dije, aun así su dulce rostro no sonreía. “Te amo como a ninguna otra cosa en este mundo”. Mi corazón estallaba de felicidad al oírla pronunciar aquellas palabras. Esto me hizo estar aun mas seguro de que era imposible separarnos. De todas formas había algo que me dolía. Kiro… mi amigo… ¿Cómo podía hacerle esto?, ¿me mataría cuando lo sabría?, ¿me odiaría… o tal vez lo entendería? Y ¿Lenka? … tenía miles de preguntas quemándome la cabeza. Una parte de mi me odiaba por mentirle a mi mejor amigo otra se regocijaba de felicidad al tener a la mujer que tanto había esperado. ¿Qué clase de monstruo era? ¿Uno físicamente hermoso pero con alma sucia?. Me reí sin demostrárselo a Lenka… no quería asustarla. No hoy que era su cumpleaños.

“Espera… tengo un obsequio para ti”. Le dije ubicándola frente al enorme espejo por el cual siempre me observaba cada mañana antes de salir.
”¿Un obsequio?”. Pregunto algo sorprendida por mi repentina sorpresa, al parecer no se lo esperaba. Me reí silenciosamente y corrí a mi armario para sacar la pequeña cajita rojiza la cual había puesto aquella vendedora de la joyería. Aun podía recordar ese día. Yo buscaba algo diferente… sabía muy bien que las mujeres adoraban las joyas y más si eran raras. La amable vendedora me observaba como si me hubiera visto en alguna otra parte. Los lentes de montura grande y lunas trasparentes me delataban. Hasta que lo encontré. Un destellante diamante de color negro en forma de corazón. –Esplendido. –Dije. La vendedora se acerco a mi para atenderme y entonces descubrió quien era yo. -¿S…STR…STRI…STRIFY. –Dijo por fin articulando mi nombre completo. Parecía algo mareada al observarme. Su rostro algo sonrojado me lo decía. -¡DIOS… DIOS, ES STRIFY, STRIFY DE CINEMA BIZARRE, DIOS ESTOY SOÑANDO!. –Sonreí ante su actitud inocente ¿Acaso en realidad pensaba que estaba soñando?, decidí decirle algo para que lo creyera. –Soy Strify… no estas soñando. –STRIFY!!! OH, SI… EN QUE LO PUEDO AYUDAR. –Parecía estar más centrada en lo que hacia, esto se debía al supervisor que la vigilaba. – Me encanta esta joya, quiero llevármela… todos estos recuerdos graciosos de dispersaron cuando oí la voz de Lenka diciendo algo. ”Oh… debió costarte mucho… no debiste”. –En realidad el precio no me parecía demasiado, no me importo gastar esa suma de dinero para verla feliz y lo conseguí… Lenka estaba tan deslumbrada por aquel corazón oscuro que colgaba de su cuello que no dejaba de mirarlo con detenimiento. ”Te vez hermosa”. –Le dije, ella arrugo la frente para decirme que estaba equivocado y que todo se debía a Oscar Wilde.

El sol de la mañana estaba saliendo de las nubes y quería besarla, se lo dije. Sus hermosos ojos acaramelados se cerraron y su boca se abrió para esperar la mía… nuestros labios se fusionaron al rozarse… mi respiración y la de ella parecían acelerarse con cada beso dulce, suave y delicado que nos dimos. Mi lengua sentía la necesidad de enredarse en la suya pero no lo hice, si lo hacia arruinaría aquel sublime momento de ternura entre ambos. Tal vez ella se asustaría… y se apartaría. Yo tenía más experiencia a pesar de tener casi la misma edad que ella. Había tenido antes otras relaciones con otro tipo de entrega pero ella para mi era tan inocente tan dulce que no me atrevía a sobrepasarme. Sus suaves labios eran miel en los míos. La falta de aire nos separo. ”Te amo” le dije “Y yo a ti” me dijo ella.

Salimos de mi habitación y nos dirigimos a la cocina para tomar algo, mientras hablamos y reíamos… vimos aparecer a Kiro, Shin y Romeo. Las mismas palabras juguetonas de Romeo para empezar el día. Sin embargo después de la observación de Romeo hacia el collar en forma de corazón de Lenka, Kiro nos miro mal. Los ojos de Kiro parecían estar intimidándola, Lenka bajo la mirada hacia su vaso de jugo. Shin dijo algo sobre el grabado de nuestras iniciales en la joya y entonces Kiro desato su mal humor contra mí. Sus pequeños ojos rasgados me taladraban el alma, su voz era gruesa y tensa. “¿Incomodarme?. Eso seria tonto. No tengo motivos para hacerlo.. Dijo el.

Romeo estaba muy impaciente debido a la tensión así que propuso que abriéramos nuestros obsequios. Shin quería lo mismo. Ambos aceptamos. Lenka tenia en sus manos un álbum de fotografías muy raro el cual agradeció a Kiro yo hice lo propio. Aparentemente era un diario, lo note por la forma… curiosamente tenia el mismo diseño que el álbum de Lenka…eso me pareció raro, mas viniendo de Kiro, igual se lo agradecí.
Lenka me observaba con tensión a la espera de alguna reacción entupida. No hice absolutamente nada… pero entonces Kiro, el… la beso… la beso de forma brusca. Me impaciente, sentí celos, sentí que algo ardía dentro de mi. Sentí la necesidad de apartarlo de ella. Mi mano se cerró en un puño, aguantando la ira, evitando traspasarla hacia mi rostro. Cada segundo que la besaba parecía un siglo… por fin se separo de ella. Lenka no me miro, sentía vergüenza de hacerlo. Tome aire para conservar la calma y continuamos abriendo los obsequios. El obsequio de Romeo no me sorprendió…unas esposas, preservativos… algo típico de el… me reí y se lo agradecí. Shin nos obsequio un delicioso pastel. El borde de chocolate me hacia devorarlo con la mirada. Enseguida comencé a devorármelo… pausadamente para disfrutar su textura y recordar su sabor. Lenka me miro de soslayo y note que quería reír.

Romeo había terminado su tercera porción de pastel. Su rostro mostraba satisfacción. Pidió retirarse… y entonces se alejo de nosotros. La hermosa mañana apenas comenzaba… tenia muchas cosas que hacer, decidí seguir a Romeo. Lenka se impaciento y entonces me pregunto a donde iría. “Nos veremos en nuestra noche” le dije sonriéndole para que se tranquilizara. Ella me hipnotizaba con sus ojos caramelo. Salí de aquella habitación con la esperanza de volverla a verla entrada la noche y contemplar su hermosa belleza.

Mi habitación permanecía a oscuras. Me acerque hacia la ventana para correr las cortinas y dejar entrar la luz del imponente sol de la mañana. Tome mi bolso y puse algunas cosas mías entre ellas maquillaje: polvos, sombras, delineadores, etc. Busque con la vista la plancha con la cual me alisaba el cabello en las mañanas y la coloque dentro, lo mismo hice con mis cepillos para el cabello. Observe mi cabello, su color aun mantenía el dorado platinado de encima y el castaño encendido de abajo. Deje el espejo y busque en mi armario la caja que contenía mi vestuario para este día tan especial. La tome entre mis brazos y la puse dentro de un pequeña maleta negra con ruedas. Recordé que me hacia falta algunos complementos –Tal vez un bastón para armonizar. –Me dije a mi mismo. Regrese nuevamente al armario para vestirme. El suave pantalón de pana guinda me aguardaba, al igual que la camisa brillosa de color negro. Tome una de mis corbatas favoritas en forma de lazo y me la puse y algo cómodo para caminar. Mi cabello tenía buen aspecto. Mis grandes gafas guindas ocultarían mis ojos del sol y de alguna mirada curiosa que quisiera delatarme.

El viento jugueteaba con mi cabello y lo deslizaba por mi rostro impidiéndome ver. Cerré la ventana del auto. wow… me encanta esta canción… ¿le incomoda si subo el volumen?. No. –Respondí amablemente al conductor que pretendía poner mas volumen a “Lovesong (They Kill me)”. Era raro escuchar mi propia voz, mi propia música, la música que tocaban mis amigos. El conductor parecía feliz mientras cantaba en voz baja la canción. ¿Le gusta Cinema Bizarre?. El joven conductor me preguntaba. Si, es una buena banda. Le respondí. Mi hermana menor me tiene loco con ellos. Pero suenan bien. Me gusta la voz del vocalista… aunque mi novia seria capaz de cambiarme por el… Strify creo que se llama.. El conductor parecía afligido. Yo le sonreí. Tal vez aquel joven conductor de cabello oscuro y ojos verdes tenía razón. Yo era mas apuesto que el… Victoria alguna vez me dijo que era muy atractivo… y lo descubrí cuando Ángela la amiga de Ville me beso en la boca… fue mi primer beso, aun lo recuerdo.

El largo pasillo del condómino estaba decorado con una alfombra de color marrón. La recepcionista me entrego una nota: ”Ya debes estar leendo esto Fifi, las llaves están debajo de la alfombra, tómalas. Que pases un hermoso cumpleaños, te amo Lili.. Sonreí al leer la letra enredada de Lili, típica en ella, no podía escribir claramente pero si dibujaba como un verdadero artista. Me recosté en el sillón con las manos detrás de la cabeza, cerré los ojos y recordé el beso que nos dimos Lenka y yo… ella era la primera chica que me había desquiciado tanto. Pase mi lengua por encima de mis labios para recordar el sabor de su boca… suspire y abrí los ojos. Decidí apagar mi móvil para evitar que me molestaran con saludos, seria suficiente con todos los que recibiría esta noche.

Camine hasta la habitación de Lili para acomodar mis cosas y tomar una ducha… realmente lo necesitaba. Me desvestí camino al baño… el grifo de la ducha hacia salir con fuerza el agua, el agua rápidamente humedeció mi rostro… mi cabello y finalmente el resto de mi cuerpo. El jabón cubría mi piel con burbujas haciendo que estas explotaron al contacto con el agua. Mis manos regresaron a mi rostro. Cerré el grifo y me escondí dentro de la bata. Escurrí el agua de mi cabello y lo seque. Pase a la cocina y tome una manzana, la mordí. Regrese a la habitación y me recosté… la ducha había hecho que mis músculos se relajaran y me dejaran exhausto… mis ojos se cerraron lentamente, me dormí…

Apenas había luz dentro de la habitación… mis ojos empezaban abrirse lentamente… estaba desorientado, estire mi mano hacia la cómoda para prender la pequeña lámpara…la luz me molestaba, fije mi vista hacia la pared en donde estaba el reloj, marcaban exactamente las 5:30 de la tarde. Me levante con prisa… aun no había terminado de vestirme y faltaban pocas horas para la fiesta. El sol se había ido y era remplazado por el ocaso que hacia ver a las nubes en un tono rosado. Cerré las cortinas y me senté frente al espejo. Tome algo de base y la unte en mi rostro suavemente hasta dejarla secar. Observe mi delineador negro y el platinado… tenia duda de usar el indicado, opte por el platinado, ese resaltaría mas con mis ojos azulados. Algo de rimel para las pestañas, un poco de polvo en mis níveas mejillas y casi estaba listo.

Mi cabello estaba seco pero algo alborotado, lo cepille lentamente para no arruinarlo, ahora se veía algo mejor… la plancha esperaba encendida a un lado de la cómoda para ser usada. Tome un mechón de cabello y lo pase sobre la plancha para que quede completamente liso, hice lo mismo con el resto de mi cabello el cual quedo completamente alisado en media hora. La caja con mi ropa me aguardaba. Coloque el gabán negro a un lado para tomar mi camisa de seda de color blanco humo llena de encajes, el pantalón negro con broches plateados era muy suave y mis zapatos platinados quedaban perfectamente con el delineado de mis ojos. Finalmente me coloque la corbata de lazo negro y el fino y cómodo gabán que abroche con cuidado… estaba casi listo. Me mire una vez mas al espejo para acomodar la corbata, tome aquellos guantes y el bastón.

Mire nuevamente al reloj de la pared y eran las 9:45 de la noche… en breve empezaría todo. Regrese a la sala y espere a que Romeo viniera por mi, antes de salir del baño le envié un mensaje de texto y me lo devolvió confirmando su presencia… Me pregunte como estaría Lenka… seguramente mas hermosa de lo habitual… me hubiese gustado ser yo quien llegara del brazo con ella pero eso era imposible, ante todos Lenka era la novia de Kiro. Hice una mueca fastidiado imaginándome la imagen en mi cabeza. Aun así estaba tan impaciente por verla, por tomarla de la cintura… por besar sus calidos labios… por decirle cuanto la había extrañado en este lapso de tiempo y cuento la amaba… Romeo parecía tardar mas de lo habitual, comencé a ponerme paranoico al punto de pensar en dejarlo e irme… hasta que finalmente alguien toco el timbre… era el… Romeo.

Vestía un traje negro, informal… muy a su estilo, Pantalón de vestir negro, polo negro, y un gabán parecido al mío del mismo color, observe sus zapatillas… ¿Qué?, a mi me gusta. Me dijo el, al ver como lo miraba. Pensé que no vendrías. Me queje. Romeo hico un puchero con la boca para expresar su retrazo Eres un chico muy glam, te ves genial. Y entonces me tomo del brazo y salimos hacia el exterior…




_________________




Kerli & Jack Strify <3
"the music's inspiration and the fashion glam"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
fatima_cb



Cantidad de envíos : 54
Fecha de inscripción : 12/10/2009
Localización : mexico city

MensajeTema: Re: TOUCHING & KISSING Cap. 29 III PARTE   Miér Mar 24, 2010 4:40 pm

siguela estaa super
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
• Mafiih •



Cantidad de envíos : 51
Fecha de inscripción : 31/01/2010
Edad : 23
Localización : Surco, Lima-Perú

MensajeTema: Re: TOUCHING & KISSING Cap. 29 III PARTE   Jue Mar 25, 2010 8:35 pm

Me encantóooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo
Strify, súper celoso hahaha xD
Quiero saber que más sigue. Mala, la dejas allí ¬¬ xD
SÍGUELA O TE MATOOOO Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
divanita



Cantidad de envíos : 10
Fecha de inscripción : 18/03/2010
Localización : los olivos----

MensajeTema: Re: TOUCHING & KISSING Cap. 29 III PARTE   Sáb Mar 27, 2010 8:24 pm

Very Happy

me gusta tu fic!!

soy nueva!!

adoro tu fic!! jocolor
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ceci StyLe
Admin
Admin


Cantidad de envíos : 1111
Fecha de inscripción : 07/09/2009
Localización : Waling on air ·Perú·

MensajeTema: Re: TOUCHING & KISSING Cap. 29 III PARTE   Vie Abr 23, 2010 7:09 pm

Hahahahaha LO SIENTO, LO SIENTO DE VERDAD, me he desaparecido del foro XD. Gracias por leer chicas, y este bueno quiero seguir con el fic pero debo confesarles que escribir me fastidia y aveces la imaginacion se esfuma. Les prometo que mañana publicare un buen capitulo que fue el ultimo que escribi el año pasado luego tratare avanzar mas, asi que tenganme paciencia. Gracias

_________________




Kerli & Jack Strify <3
"the music's inspiration and the fashion glam"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
divanita



Cantidad de envíos : 10
Fecha de inscripción : 18/03/2010
Localización : los olivos----

MensajeTema: Re: TOUCHING & KISSING Cap. 29 III PARTE   Dom Abr 25, 2010 7:33 pm

OO

si tu fic me encantO
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ceci StyLe
Admin
Admin


Cantidad de envíos : 1111
Fecha de inscripción : 07/09/2009
Localización : Waling on air ·Perú·

MensajeTema: Re: TOUCHING & KISSING Cap. 29 III PARTE   Lun Abr 26, 2010 9:15 pm

Ok chicas aqui publico el siguiente capitulo epero que les guste. Me costo algo de trabajo terminarlo y en cuento a lo demas lo avanzare pero tengame un poco de paciencia. Y fracias nuevamente



Version de Shin: "EL ANGEL Y EL PRINCIPE ENCANTADOR"


Mi botella de agua estaba casi vacía, mire el reloj ubicado en mi muñeca y marcaban las 10:25 de la noche. Comencé preguntarme si vendrían, ¿Por qué demora Strify?, ¿Y Lenka?... ¿Habrían decidido irse a otro lugar a ultimo minuto?. NO, me dije a mi mismo. Ellos seguramente estarían en camino… mi impaciencia me obligo a ponerme de pie y a caminar de un lado a otro observando a las personas que llegaban. Me puse de espaldas para ver donde estaba Yu… el seguía con la mirada perdida sentado en una de las mesas principales… a pesar de las bromas pesadas que me hacia, me sentí mal por el. Sentado ahí parecía otra persona… el me observo y entonces me voltee para no verlo a los ojos. Vanessa no vendrá… terminamos. Eso fue todo lo que me dijo al llegar aquí y luego se sentó.

Mire nuevamente hacia la puerta para ver si llegaban, la botella vacía hizo un ruido extraño al aplastarla entre mis manos. La arroje a la basura junto a las otras 5 botellas que me había tomado. Y entonces reconocí una figura pequeña en medio de las luces de la entrada… era Kiro, sonreí de alivio al verlo. Llevaba la ropa que su hermano había confeccionado para esta noche además de una orquídea en su bolsillo delantero… ¿Y lenka, no veía a Lenka… comencé a sudar de pánico. ¿Don…donde esta?. Le pregunte a Kiro casi gritando. Clámate… ella esta adentro. ¿Ya llego Strify?.. La respuesta de Kiro me tranquilizo aunque no del todo… aun faltaba Strify. Aun no llega. Le dije. Ambos esperamos un rato más y apareció Romeo embozando una gran sonrisa mientras nos tomaba de la espalda a Kiro y a mí. Ya estoy aquí… ¿me perdí de algo?. Como siempre estaba tan fresco como una lechuga. ¿Strify… donde esta el?. Pregunte algo impacientado. Hey… relax… el ya esta aquí… es mas míralo ahí viene . Los tres volteamos para ver… era cierto, ahí estaba el, a un lado del gran portón principal. Me pregunte por que no entraba… ¿Por qué esta parado ahí?. Pregunte. Dijo que esperaría a Lenka. Romeo seguía sonriendo. Lenka ya esta aquí, hace un momento que la traje. Por cierto tienen que verla.. Ahora el que sonreí ampliamente era Kiro imaginando cosas en su cabeza. Ve y dile que entre, hace mucho que la gente esta esperando. Le ordene a Romeo. Iré… pero porque yo quiero no por ti. No le respondí nada.

Romeo se acerco a Strify y le susurro algo al oído, Strify asintió con la cabeza y entonces comenzó a caminar suavemente… toda la gente presente dejo de hacer lo que hacia para verlo… solo a el. Observe como algunas muchachas que desconocía suspiraban… otras le sonreían… otras le desnudaban hasta el alma. Aun así Strify seguía firme, siempre sonriendo a todos los que podía ver. wow. Articule de mi boca al verlo… el trabajo de Lili había sido excelente… Strify parecía uno de esos jovencitos príncipes de la época Victoriana… su traje tenia una combinación de lo rococó y lo contemporáneo. Su bello sombrero de copa resaltaba entre el dorado y castaño de su cabello. Realmente se veía esplendido mas de lo habitual. Se ve bien, ¿no creen?. Si, respondimos Kiro y yo a la vez…


Strify camino ágilmente hacia las escaleras del improvisado estrado en donde se encontraban nuestros instrumentos de música. Con una mano sostenía su bastón y con la otra tomaba el micrófono para hablar. Muchas gracias a todos los presentes por asistir esta noche tan especial… para mi. El hizo una pausa mientras observaba sus zapatos… parecía algo tenso. Quiero agradecer por esta fiesta, a mis mejores amigos. Gracias Shin, Romeo, Yu, Kiro.. Strify hizo otra pausa. Antes de terminar de hablarles quiero decirles que hay alguien mas conmigo que hoy cumple años… ella es Lenka, prima de Kiro y alguien muy especial para mi… y todos mis amigos. Por favor denle un aplauso para que entre. Strify comenzó a aplaudir, toda la masa de gente lo siguió, Romeo que estaba al lado de Yu, Kiro, yo… todos aplaudimos. Y entonces vimos pasar a un ángel… un hermoso ángel. Todos dejaron los aplausos, el silencio reino en la sala. Todo el mundo tenia los ojos puestos en Lenka. Mis ojos parecían estar soñando al observar aquella silueta frágil… delicada. Una hermosa joven que llevaba un deslumbrante vestido de color lila muy oscuro… era seda lila, el negro se debía a la transparencia que lo cubría por encima… sus pies no eran visibles debido al largo del vestido, pomposo, amplio. Su bello cabello castaño estaba suelto… una pequeñas ondas rodeaban las puntas, por encima llevaba un gancho grande brillante en forma de escarabajo del mismo color que el vestido. En su cuello colgaba el corazón de piedra negra que brillaba con la luz… sus ojos caramelo cubiertos con un maquillaje oscuro… sus labios casi trasparentes. Ah… mu… mu… ah… muchas gracias a todos por venir esta noche. Fueron las primeras palabras que el encantador ángel recitaba para el deleite del publico… sus pómulos estaban casi rojizos… bajo la mirada. Fue entonces cuando me percate de que tenía la boca abierta al igual que Romeo y Yu. Kiro sonreía complacido con un extraño brillo de satisfacción en los ojos. Volví la vista para ver al ángel… el ángel ahora miraba a Strify… Strify miraba al ángel… ambos parecían hechizados, hipnotizados uno del otro. Strify la envolvía con la mirada… sus ojos azulados resplandecían, trago saliva… humedeció sus labios. El ángel se sonrojo aun mas y esquivo su mirada de el.

Después de unos breves segundos de silencio Strify volvió en si, tomo el micrófono por el cual había hablado antes y dijo:Esperamos que se diviertan… Lenka y yo… les agradecemos su presencia. El gentío también volvió en si al escuchar la voz de Strify, una ola de aplausos se alzo de nuevo. Strify permanecía al lado del ángel… observe por unos minutos mas al ángel y luego mis ojos se posaron en los de Strify. Aquella imagen que veía parecía irreal… un sueño… un lindo sueño… lo había visto en películas pero no en la realidad… en esta realidad que observaba. Parecía absurdo ver a dos personas tan bellas juntas… una al lado de la otra. El bello ángel junto al príncipe encantador… así era como podría describir aquella escena… jamás la olvidaría… jamás.

Strify volvió hablar después de mirar nuevamente al ángel con aquellos ojos penetrantes. Romeo, Yu, Kiro, Shin, por favor venga aquí.. Strify movía una de su manos hacia nuestra dirección… yo aun estaba fuera de orbita. Romeo tiro de mi brazo y me encamino junto con los demás hasta el estrado. El ángel dejo el estrado con algo de dificultad mientras todos la observan. Kiro la tomo de la cintura y la llevo hasta nuestra mesa, al centro del estrado. Luego retorno a nuestro lado, Strify volvió a hablar. Esta noche queremos presentarles el que será nuestro próximo single “My Obsession”.

Todos nos ubicamos en nuestros respectivos lugares… las luces se apagaron… el silencio volvió apoderarse del salón… Romeo comenzó a tocar la pieza oscura y trágica del comienzo de la canción… la melodía parecía adueñarse de todo… la voz de Strify se adueño de la melodía… su voz sonaba distinta… suave, dulce pero a la vez dolorosa… como si viviera la canción…

Mi parte de la batería llego en la segunda estrofa de la canción… mis baquetas seguían el suave compás de la voz de Strify… el publico permanecía en silencio escuchando la pieza… todos parecían perderse en la voz de Strify. Observe al vocalista cantar mientras aferraba sus manos nívea al micrófono, su mirada estaba fijada en un lugar… en una persona… en el ángel. Lenka parecía hacer lo mismo… hipnotizada por el príncipe encantador… hipnotizada por su suave voz.
Algunos metros mas allá el publico observaba detenidamente al príncipe encantador, todos parecían estar tan complacidos de escucharlo… con un sentimental final la canción dio fin… el príncipe se detuvo, nosotros nos detuvimos… una ola de aplausos se levantaba sobre nosotros, mi mente volvió en si y me apresure para ponerme de pie y acercarme al estrado junto a mis amigos.

Los saludos no tardaron en llegar a la mesa en donde se sentaba el ángel y el príncipe encantador. Mujeres, hombres, parejas, cocidos, desconocidos incluso la familia de ambos… aunque para ser sincero solo fue Ville el hermano mayor de Strify, el cual solo se quedo un momento. Al padre de ellos no le gustaba mucho el mundo en donde su hijo menor se había metido… lo respetaba pero a su manera. Y la tía del ángel, la madre de su novio. Parecía tan conmovida al verla… su instinto maternal, la hacia llorar de felicidad. El novio del ángel permanecía al lado izquierdo de ella, lo más próximo que podía, parecía un león dispuesto a matar a cualquier extraño que viera con otros ojos a su novia. Me pregunte que hubiera pasado si hubiera visto a Strify viendo detenidamente al ángel hace unos instantes. ¿Lo hubiera ahorcado?, ¿lo mataría sin piedad?. Borre aquellas imágenes tontas, Romeo y Yu parecían muy centrados en una conversación que solo ellos dos entendían… Yu parecía algo triste… Romeo tenía aires de rey. Su risita melódica me distrajo de mis pensamientos.

–Te lo dije… te esta viendo todo el mundo. –Yu se quejaba.
–¿Y?. Esto es una fiesta no un entierro. Vamos anímate. Ella se pierde a alguien como tu. –Romeo se dirigía a Yu.
–¿Cómo?… no me pidas que olvide a alguien que amo Romeo.
–Que cursi eres… el amor va y viene. En un tiempo la olvidaras, ya veras.
–Deja de tomar. –Dije metiéndome en su conversación.
–Hay no… acaso tú y Yu se enfermaron el mismo día.
–Se supone que si es tu mejor amigo deberías apoyarlo y no incentivarlo a que hago algo estupido.


Yu me miro asombrado por lo que dije. Parecía darme las gracias con sus ojazos de color verde. Romeo pareció entenderme, pensó antes de decir algo. Entonces el ángel hablo.

–Lo siento mucho Yu… si… si no te sientes bien. No es necesario que te quedes. Nosotros lo entenderemos.
–Lenka, estoy aquí por ti, por que te quiero… además… no quiero recordar este dolor, necesito distraer mi mente. Me agradaría mas quedarme aquí.
– Oh… si entiendo. Lo siento. Debí entenderlo antes. –El ángel le sonrió a Yu, su sonrisa resplandeciente ilumino la mesa y la mirada de Yu que sonrió por primera vez en toda la noche.
–Así esta mejor. –Dijo el ángel.
–Ok, ya que todo esta mejor… por que no invitamos a bailar a Lenka. –Romeo entornaba los ojos hacia Lenka.
–Ah… no… hay mucha gente aquí, me da pena. –Dijo el ángel.
–Bailara conmigo. Tengo ese derecho.

Kiro sonreía de satisfacción al ejercer su derecho de novio. Lenka lo miro tímidamente. Strify aparentaba no prestar atención. Romeo se quejo, el quería bailar primero. Yu propuso algo Que tal si dejamos que ella elija y así evitamos todo este alboroto. Romeo y Kiro aceptaron. Lenka suspiro y dijo su respuesta. Strify. Todos posaron sus ojos en los de Strify. El jugaba con su copa de vino en la mano… daba la impresión de no haber escuchado lo que Lenka había dicho. El novio del ángel aferro aun más su mano en su cintura, como una cadena. Sus ojos parecían tener un brillo diferente… de molestia. Sus labios borraron la sonrisa. El príncipe encantador bebió el líquido de su copa. Si dijo el, respondiéndole al ángel. Sus miradas se encontraron sosteniendo una a la otra. Kiro cerró su mano en un puño.

No me di cuenta en que momento el ángel y el príncipe encantador se encontraba ya en medio del gran salón. El puño de Kiro y sus irritantes ojos de fuego me asustaron, me distrajeron. Trague saliva para controlar el extraño miedo que sentí. La melodía de una canción familiar hizo que desviara mis ojos de los de Kiro y se posaron en aquellas dos personas que me hacían sentir paz y una rara emoción cuando los vea juntos. Los reflectores simplemente los hacían ver más hermosos. Como dos personajes de alguna fantástica película de efectos especiales… aunque ellos eran de carne y hueso, su belleza era real. Ambos se movían al mismo compás… sus manos entrelazadas… sus pies en movimientos… sus rostros uno frente al otro… los giros… la vueltas… todo se veía tan perfecto desde donde estaba sentado. Algunas parejas decidieron acompañarlos y se unieron a la pista del gran salón… todas perfectamente amoldadas alrededor de ellos, como un salón real de antaño en donde dejaban espacio para el rey y la reina. En medio de toda esta maravilla que veían mis ojos apareció una mano de color nívea delgada… tenia una extraña sortija entre uno sus dedos. Seguí la mano para ver de quien era pero esta ya me había tomado y me conducía al centro del salón junto a las otras parejas. Realmente verla me había dejado sin palabras… parecía una de esas estatuas humanas que se paran un rato sin moverse hasta recibir algo de dinero y cambiar de postura… ella ahora me sonreía, yo recordaba muy bien aquella risa malvada, estupida, como olvidarla. Apreté fuerte mi lengua entre los dientes para no decir lo que quería decirle, yo tenía modales, mis padres me lo habían enseñado. Y no solo por eso, yo sabia muy bien que clase de hombre era… nunca le había faltado el respeto a una mujer. Aunque con ella podría haber hecho una excepción… estaba seguro de que ella no seria una mujer, podría ser otra cosa menos eso.

–Querido Shin… si quieres decirme algo puedes hacerlo.
No le dije nada, ella sabia que seria incapaz de insultarla.
–Vamos ¿acaso estas molesto?. Te quiero mucho… mi cariño no ha cambiado.
–¿Qué haces aquí?. –Le acuse.
–Quería divertirme un poco… Tilo me invito. Además… no creo que a Strify le moleste. Por cierto ¿Dónde esta el?

Me miro para sonreírme una vez más y desvió la mirada por todo el salón para ubicar al príncipe encantador. Sus ojos desesperados saltaban de un lugar a otro tratando de encontrarlo. La vi detener la mirada en medio de la pista, ahí donde el hermoso ángel baila con el. Su cuerpo se detuvo, su sonrisa falsa se anulo… sus ojos chispeaban de furia. Volví a tomarla entre mis brazos, ella me volvió a mirar.

–¿Tilo te invito?,¿Estas segura de que Strify quiere verte?. Me das lastima Morella, tu rebajándote a tanto. Tú con aires de grandeza. –Me reí burlón delante de ella.

–Tilo es mi amigo… pero como ya sabes mi querido Shin que Strify y yo siempre encajamos perfecto. Estoy segura con el. O ya lo olvidaste. –Ella volvió a reírse pero sin gracia.

–¿Segura con Strify?. –me reí. –Si no te conociera diría que eres tan inocente… –Quería hacer algo que la molestara solo para verla sufrir… si eso es lo que ella debería sentir, dolor, sufrimiento… aquel dolor que sintió Strify y Kiro… aquel dolor que los hizo miserables. Desvié la mirada nuevamente en dirección del ángel. –Supongo que a su novia no le molestaría escuchar esto, claro me refiero a lo de “me siento segura con el”. Ella es tan dulce y comprensible… todo el mundo la adora, y es tan bella… algunos siguen observándola hasta ahora. –Morella miro a todos lados para comprobar lo que decía, apretó mi mano con fuerza al darse cuenta de la verdad… ella odia que alguien mas fuera mas bella que ella. Morella tenía un ego único. –Strify esta tan enamorado… juraría que le va a pedir matrimonio. –Los ojos de Morella miraban al ángel con rencor y odio… como si quisiese que ella muriera de la forma más dolorosa. Volvió la vista hacia mi, respiro para tranquilizarse, sus manos se relajaron, volvió a mostrarme otra de sus falsas sonrisas.

–Shin… Shin… mi querido Shin… me agrada tu buen sentido del humor. Me pregunto que dirá Kiro de todo esto, el es su novio ¿no?... Y puede que tengas razón, si es… bonita. Pero Strify no se fijaría en ella, lo conozco muy bien.

La canción de fondo termino. Morella se separo de mi. –La fiesta recién empieza Shin… te veré luego, ahora tengo que resolver algunas cosas. Dale a Strify un beso de mi parte. El sabe que lo amo. –Se desvaneció en medio de la gente que seguía bailando no sin antes darme uno de sus típicos besos que acostumbraba a darnos en la frente. Me limpie con la mano… no quería que quedaría ninguna marca de ella sobre mi piel. Quise ver a donde se había ido pero ya era tarde, ella había desaparecido como un fantasma entre las luces multicolores. Decidí observar nuevamente al ángel y a príncipe encantador pero ya no estaban… me asuste, mi corazón palpitaba fuerte por el miedo. Busque por todos lados hasta verlos a un lado del jardín, la gente se acercaba a saludarlos ya entregarles obsequios. Ellos parecían estar bien. Pero entonces donde podría estar morella, ¿tramando alguna maldad nueva?, ¿o quizás ejecutando algún plan para lastimar a Lenka?, no, su único objetivo era Strify… ahora que lo pensaba mejor… esto no parecía amor… ese amor que se sientes las personas cuando se quieren de verdad… ese amor como lo sentía cuando se miraban Lenka y Strify… se que es extraño que diga esto por que en realidad ambos no son nada… pero Morella, Morella estaba desquiciada, loca, obsesionada con mi amigo. Eso me asustaba. Yo tendría que hacer algo para evitar cualquier cosa…


No se cuentas horas pase sentado, el efecto de las casi 8 botellas de agua que me había tomado estaban haciendo efecto en mi. Me dolía el vientre, sentía mi vejiga llena e liquido. Hice una mueca de dolor.

–¿Te sientes bien Shin?. –El ángel me preguntaba.
–Ah… si… si, estoy bien. –Respondí algo intimidado por sus ojos caramelo.
–¿Estas seguro Shin? ¿Tu cara parece decir lo contrario?. –Ahora Strify hablaba.
–Bueno no… si… necesito ir al baño. –Movía mis piernas con impaciencia. Strify comenzó a reír… Lenka le tiro un codazo y luego ella también rió. Yo también sonreí aun moviendo las piernas.
–¿Qué esperas Shin? Ve al baño ya. Nosotros te esperaremos, verdad Lenka.
–Claro que Shin. –El ángel movía la cabeza de forma afirmativa.
–Ok… volveré en seguida, lo prometo.

Salí disparado hacia la parte trasera del jardín mientras oía nuevamente sus risas divertidas. Me sonroje de vergüenza. Camine pasando por las habitaciones del segundo y tercer piso hasta llegar al baño. Espere unos segundos para ver si no había nadie cerca, todo estaba en silencio. Abrí la puerta con fuerza y busque un cubículo vació, entre en el, puse el seguro y mixione… sentía un placer extraño al dejar salir todo aquel liquido… la hinchazón de mi vientre bajo… suspire satisfecho y mas tranquilo. Cuando termine me acomode el pantalón, estaba apunto de abrir la puerta del cubículo para salir y lavarme las manos… entonces escuche dos voces afuera de el. Al oírla mas de cerca me di cuenta de que una me era familiar… la otro también me parecía conocida pero no recordaba de donde…. Me acerque a la puerta para escuchar.

–¿Por qué estas aquí? …¿Cómo supiste donde estaba... ¿Quién te trajo? –La voz que conocía le preguntaba a la otra.
–Eso no importa la cosa es que estoy aquí cariño.
–No si importa… ¿Acaso no te das cuenta del peligro al que me expones?
–¿Peligro?... de que peligro hablas Kiro. ¿Amarte es un peligro para ti?

Mi boca se quedo abierta al escuchar el nombre de Kiro. ¿Pero quien era el otro chico?... ¿Por qué le decía cariño?. Intente escuchar un poco más.

–Si y lo sabes muy bien. Es el cumpleaños de mi novia, no puedes estar aquí. No junto a ella.
–A la mierda con tu noviecita, tu eres mío… mío desde ya hace mucho tiempo. ¿O ya no lo recuerdas?.
–Ella es mi novia, la amo.
–¿Qué?, ¿Me estas diciendo que la amas?. Y que soy yo para ti entonces, ¿eh?... un juguete con el que te acuestas cuando quieres, ¿eh?. Dime eso soy yo para ti.
–No… claro que no… yo… yo… te quiero. Te quiero mucho pero… esto es imposible.
–¿Imposible? Ja ja ja, mira como me rió Kiro. Que raro eso no pensaste cuando fuiste a la casa de Morella y me viste. Es mas no se por que te hice caso… hubiera sido mas fácil quitarte a Strify a ti y a Morella. El nunca hubiera dicho lo que tu estad diciendo. Eres un imbesil Kristian… me das lastima. Ni pienses que me voy a rebajar por ti… tengo 27 años mas de experiencia que tu para hacer eso.
–Ricky… basta no digas eso, yo te quiero, pero no como a ella. Acaso no puedes entender eso… Lenka … yo la amo.
–Bien la amas, entonces no me importa salir y decirle a todo el mundo que fuiste mi amante estos días y que incluso lo fuimos antes cuando tu y … -Kiro lo detuvo besándolo.
–Basta, no dirás ninguna estupidez… me quieres ¿no?. Entonces eso tendrá ahora misma si quieres.
–No… no caeré… le diré que tu y… -Kiro lo besaba para impedirle que hable.

Finalmente Ricky accedió… Kiro se había dejado engatusar. Ricky lo besaba llevándolo hasta uno de los cubículos con las manos hacia la cabeza… en poco segundo vi desaparecer el saco y la camisa de Kiro. Una especie de pudor se apodero de mi, cerré lo ojos, no quería ver esto. Me sentía asfixiado... Mi mente aun no entendía. ¿Qué Ricky era ese?. Con cuidado observe una vez mas y entonces lo reconocí. ¿RICKY? Pensé en mi mente… claro ahora reconocía su voz… lo conocí tiempo atrás cuando Morella y Strify estaba juntos. El inseparable amigo de Morella. Un conductor de TV muy conocido en mi pais… tena un divorcio a cuestas.

No se como salí de ahí pero lo hice… incluso arriesgándome a que me vieran… corrí lo mas que puede y me escondí atrás de unos arbustos a un lado de la apacible laguna. La brisa del viento movía mis cabellos… tome aire, necesitaba pensar, poner mis ideas en orden. Estaba muy confundido ¿Por qué Kiro hacia esto?, ¿No le importaba su novia?, ¿acaso no sabia cuanto la lastimaría con esto?... me acerque al lago para lavarme las manos, el agua estaba fría, aun así no me importo. Y yo que tenia que hacer ahora.. ¿Callar y guardar silencio? O ¿decirle a Lenka lo que estaba pasando?. Lo pensé por un par de minutos mas, tal vez la mejor opción seria callar. No quería lastimar al ángel… por que desde ahora eso seria para mi Lenka, un ángel tan dulce y encantador incapaz de poder lastimar con cosas como estas. Me callaría, guardaría silencio por ella y por el bien de todos. Pero… ¿acaso no había pasado lo mismo con Strify y Kiro cuando se conocieron?. No me dijo una voz en mi cabeza. Eso fue distinto. La misma voz ahora me ordenaba que callara, que olvidara lo que había visto. Pase mis manos por mi rostro, no me había dado cuenta de que había llorado. Respire una vez más y camine despacio por el jardín hasta perderme entre los invitados de la fiesta…

_________________




Kerli & Jack Strify <3
"the music's inspiration and the fashion glam"


Última edición por Ceci StyLe el Mar Abr 27, 2010 1:45 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
• Mafiih •



Cantidad de envíos : 51
Fecha de inscripción : 31/01/2010
Edad : 23
Localización : Surco, Lima-Perú

MensajeTema: Re: TOUCHING & KISSING Cap. 29 III PARTE   Lun Abr 26, 2010 10:18 pm

LA MIERDAAAAAAAAAAAA
¿KIRO ESTÁ ENGAÑANDO A LENKA? :@
KIRO CTM, MORIRÁS ¬¬
Shin, ¿cómo que no les dirás nada a Lenka & Strify & los demás?
¡MUY MAL, SHINI! Me decepcionas; conmigo las perdiste todas e.e xDDD

Meine engel, síguela Smile
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
fatima_cb



Cantidad de envíos : 54
Fecha de inscripción : 12/10/2009
Localización : mexico city

MensajeTema: Re: TOUCHING & KISSING Cap. 29 III PARTE   Mar Mayo 04, 2010 6:14 pm

siguela esta super
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
3lita



Cantidad de envíos : 870
Fecha de inscripción : 05/09/2009
Edad : 24
Localización : Lima PE

MensajeTema: Re: TOUCHING & KISSING Cap. 29 III PARTE   Miér Jun 09, 2010 7:40 pm

OMG!!!!! No puedo creer que me perdí cuchumil caps!!!

Estuvieron geniales!!! Extrañaba tu fic!!!

Strify y Lenka juntos!!! Ricky entrometido!!!

Ahora qué hará Shin ¿callará??
debe contarle a Yu y Romeo, para saber qué hacer!!

Qué fea nota que te engañen con un hombre... no mano no!

Sigue escribiendo q quieros aber qué pasa!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
3lita



Cantidad de envíos : 870
Fecha de inscripción : 05/09/2009
Edad : 24
Localización : Lima PE

MensajeTema: Re: TOUCHING & KISSING Cap. 29 III PARTE   Jue Oct 28, 2010 4:54 pm

Hoooolaaaa Cecy cap plsª!!!!!
Kiero saber qué pasará :'(
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: TOUCHING & KISSING Cap. 29 III PARTE   Hoy a las 2:58 am

Volver arriba Ir abajo
 
TOUCHING & KISSING Cap. 29 III PARTE
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 5 de 5.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5
 Temas similares
-
» CATA OCTAVA (Parte II)
» VENDO PARTE DE MI COLECCIÓN DE DISCOS
» Hotel Oblivion (tercera parte de The Umbrella Academy) en el 2012
» MODOS GRIEGOS PARTE II (Tabla de los tipos de intervalos)
» Lista de cds actualizada (primera parte)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Cinema Bizarre Official Support Peru :: Fan Zone :: Tintas y teclas-
Cambiar a: