Cinema Bizarre Official Support Peru

Foro Official para todos los fans de Cinema Bizarre
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Stay Bizarre

Comparte | 
 

 Los chicos también son como las rosas.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente
AutorMensaje
♥Hiroki
Admin
Admin


Cantidad de envíos : 66
Fecha de inscripción : 31/08/2009

MensajeTema: Re: Los chicos también son como las rosas.   Lun Feb 08, 2010 3:55 pm

X3 gracias ninas, en la noche cuelgo los 3 capis que escribi si? siento mucho la demora, tengo que ir a estudiar, lo siento.

La cosa se pondra interesante jujuju ;D
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
• Mafiih •



Cantidad de envíos : 51
Fecha de inscripción : 31/01/2010
Edad : 23
Localización : Surco, Lima-Perú

MensajeTema: Re: Los chicos también son como las rosas.   Lun Feb 08, 2010 4:25 pm

Hiroki SUBES CAPI O TE PEGO MJUJER!
ESPERO LOS 3 CAPIS, BABY Wink
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ceci StyLe
Admin
Admin


Cantidad de envíos : 1111
Fecha de inscripción : 07/09/2009
Localización : Waling on air ·Perú·

MensajeTema: Re: Los chicos también son como las rosas.   Lun Feb 08, 2010 6:34 pm

Duo mia ♥. Espeor con ansias los siguientes 3 capitulos. Lo haz dejado en lo mas emocionante. Quiero pelea entre Kirin y Strify Twisted Evil .... que mala Rolling Eyes .

Bueno duo siguele.

_________________




Kerli & Jack Strify <3
"the music's inspiration and the fashion glam"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
♥Hiroki
Admin
Admin


Cantidad de envíos : 66
Fecha de inscripción : 31/08/2009

MensajeTema: Re: Los chicos también son como las rosas.   Lun Feb 08, 2010 7:06 pm

Ninas muchisimas gracias por esperarme *-*
aqui unos nuevos capis para uds ♥


GUERRA


¿Me iba a besar? ¿Iba a ser él? si hubiese sido otra persona, optaba por tirarme al suelo o por partirle la cara, pero… pero era él; aquel chico del bosque, aquel ángel, el que siempre estaba ahí cuando yo estaba en problemas.

Llegue al punto en el cual ya no podía inclinarme más, pues si lo hacía me caía hacia atrás. Kiro avanzó hasta juntar su frente con la mía, y su gélido aliento seguía acariciando mi rostro y perturbando mi mente.

Cerré los ojos, ya no había nada que hacer, irónicamente ese sería mi primer…

Perdí el hilo de mis pensamientos cuando sentí que algo frío toco, por una fracción de segundos y suavemente, una mínima parte de mi labio inferior. En ese instante se me fue el alma.

- Chocolate –dijo despegando su frente de la mía.
- ¿Ah? –dije recuperando el aliento y abriendo intempestivamente los ojos

Kiro estaba analizando lo que tenía entre los dedos.

- Ah… es chocolate –dijo nuevamente mirando entre sus dedos, el índice y el pulgar de su mano derecha, mientras los friccionaba mutuamente y mientras él se iba volviendo a su postura inicial.

Mi mente quedó en blanco, luego de un par de segundos, me di cuenta de la situación.
Me sentí… una completa estúpida. Él se fijo en un residuo de chocolate.

Estaba claro que fui una patética total, ¿Cómo pude haber pensado que él iba a besarme?

¡Kiro! ¡Uno de los CBR! Fui una estúpida, estúpida… ¡Estúpida!

Inconscientemente yo ya estaba en una correcta postura. No podía dejar que Kiro se dé cuenta de lo que pensé que él haría, así que le respondí lo más rápido que pude.

- Ah… ¡Ah! Es-estuve comien-do dulces. –dije apurada y extremadamente nerviosa
- Uhm… –ululó sintiendo con la cabeza y aun mirando lo que tenía entre sus dedos.
- A-Adiós

Me despedí, no aguantaba la vergüenza, a pesar que él no supo de mis pensamientos, yo estaba avergonzada conmigo misma.

Sin esperar a que él me respondiera, di media vuelta y camine muy rápido -bueno… corrí- en dirección a Juliet, que seguía ahí parada esperándome y mirándome con ojos saltones, que no creían lo que habían visto, de seguro, hasta ella se dio cuenta de mis ridículas e imposibles esperanzas.

- Vámonos –dije apenas llegué a ella
- Uhum –ululó siguiéndome

Sin parar de caminar, ambas cruzamos la calle frente a un auto negro estacionado en luz verde, lo que me facilitó la huída.


Estaba cenando rápido, tenía mucha hambre, y bueno, añadiéndole que como en exceso cuando estoy angustiada. No estaba angustiada, estaba… si, angustiada.

Mamá, papá, Delko y yo, estábamos en la mesa del comedor, cenando. La tv prendida y mis padres la veían mientras cenaban.

- Ay, qué bonita. –dijo mamá refiriéndose a Madeleine que aparecía en una publicidad de móviles en la tv- ¿Cómo puede ser alguien tan bonita?

Papá soltó una risilla.

- Sus padres deben ser muy felices al tenerla como hija. Ay… –siguió hablando mamá soltando un suspiro- A veces Dios es tan injusto, algunas son bonitas, inteligentes y de buena familia, en cambio otras…

Mamá termino de hablar mirándome de pies a cabeza.

- Mi peso es el ideal –me defendí, aun con la boca llena de comida, ante la mirada de mi madre y seguí comiendo.
- Come como un animal durante toda su vida, que en algún momento hará efecto. Ya mañana la veremos pesando 100 kilos. –dijo papá comiendo una manzana.

Eso me dejo sin defensa, creo que me asuste un poco y deje mis cubiertos al lado del plato.

- ¿Ya terminaste? –preguntó mamá con un tono irónico

Muy despacio, asentí con la cabeza, mirando la mesa -había perdido ante aquella plática-.

- Ho! El estrés de una chica que lleva un gran apetito. –se burlo Delko

Lo miré mientras seguía masticando lo que tenía en la boca y asentí nuevamente.

- Tú no te quedas atrás, ¿Por qué no haces dieta? Ni pienses que eres como tu hermana, tú si engordas.

Delko bajó la mirada y se miró disimuladamente el abdomen.

- Madeleine Heiden estará pronto de regreso en Alemania ¿Cierto?, dicen que firmará unos contratos y se marchara de nuevo. Pero esa niña… ¿Será chef o modelo? –preguntó mamá
- Obviamente será chef, el modelaje para ella es momentáneo. –dijo papá
- Prefiero que sea modelo –opinó Delko
- Ah… a eso se refiere la gente cuando habla de ingenuidad masculina. –dijo mamá con la mirada perdida- Mientras es joven, debe ser modelo, cuando se haga más vieja debería ser chef.
- Ho! Esa es mi madre –dijo Delko riendo

Yo espectadora de esa conversación que ya había concluido, sin pensarlo demasiado, recordé que en la sala encontré unos boletos de apuestas para caballos, los tenía en uno de los bolsillos de mi sweater. Me dispuse a sacarlos.

- Papá. ¿De quién es…

Antes de que terminara de hablar, papá ya había desaparecido de su asiento, al ver aquellos boletos, ya encontraba a mi lado cubriéndome la boca con la palma de su mano derecha y sujetándome la nuca con su mano izquierda. La más rápida reacción que pude tener fue estirar mi brazo lo más que pude para darle esos boletos a mi madre, ya que ella juzgaría la situación.

Mamá y papá tomaron los boletos al mismo tiempo, pero como siempre, mamá ganó.

- ¿Qué es esto? - mamá empezó a analizar los boletos- Thrade 80€, Typhoon 120€, Speed ¡¿150€?!

Mamá miró a papá y lo fulmino con la mirada.

- Esta vez ganaré, en serio –dijo papá, temeroso.
- ¡Pedazo de imbécil! ¡También deberías largarte a vivir con los caballos! ¡Si te creó una vez más, mi nombre debería ser cambiado por Speed! ¡Idiota! –gritó mamá tirando los boletos al suelo.
- Speed es un perdedor, es realmente malo, papá deberías apostarle a otro –dijo Delko
- Uhm… creo que si, a la próxima le apostaré a otro.
- ¡¿A la próxima?! ¡¿A la próxima, dices?! –gritó mamá
- No cariño, no habrá próxima, lo juro.

Mientras mamá gritaba a papá y Delko reía gratis, tomé una manzana de la bandeja de frutas, le di un mordisco, mientras me ponía de pie para dirigirme a mi cuarto. Quería dormir a pesar que carecía de cansancio o sueño, pero de esa manera, tal vez sacaría de mi mente por unos minutos, lo que no quería aceptar; me gustaba una persona a la que yo nunca le importaría, nunca.


Estaba camino a mi aula –después de haber sacado libros de mi casillero- cuando vi a Juliet que se dirigía al suyo, cerca a nosotras habían 3 o 4 personas, por lo que me permití saludarla con un mínimo movimiento de mi mano derecha, sin que nadie que esté cerca se diera cuenta. Ella me devolvió el saludo con una sonrisa.

Seguí caminando en dirección a mi aula y ella en dirección a su casillero.

Mientras caminaba, aun no se me borraba de la mente la situación de ayer, cada vez que pensaba en eso, no podía evitar ruborizarme. Olvidé todo cuando me detuve al escuchar algo extraño.

- ¡TARJETA ROJA! –gritó un chico

Me quede sin aliento, ¿Tarjeta roja? ¿Una nueva tarjeta roja? ¿No bastaba con que ese estúpido me hiciera la vida imposible a mí? Uhm, o bueno tal vez ahora fue fruto de otro de los CBR. Esperé a que dijeran el nombre del nuevo desafortunado. Luego de unos segundos, no comprendí nada.

- ¡¡JULIET TEDDER TIENE LA TARJETA ROJA!! –sonó la misma voz

Mi mente quedó en blanco y me desconcerté por completo. Luego de unos largos minutos que me costó reaccionar. Corrí hacia los casilleros.

Ella estaba sentada en el suelo, frente a su casillero. Era todo tan extraño ¿Tarjeta roja a Juliet? ¿Por qué a ella?

Miré hacia dentro de su casillero y sentí inmóvil todo el cuerpo.
Ahí estaba de nuevo... Aquel pedazo de madera en forma rectangular de color rojo.

- Y esta tipa… ¿Qué hizo? –escuche el tono desagradable de unas chicas que se acercaban a Juliet, que tenía una expresión de desconcierto, como el mío.
- ¿Qué hiciste para enojar a los CBR? ¡Ah! – le preguntó otra

Juliet empezó a recorrer con la mirada, vacía, aquel lugar y un par de lágrimas empezaron a brotar de sus ojos.

- ¿No oíste? ¡Contesta! – gritó otra chica, enredando sus dedos entre el cabello, negro rizado, de Juliet y tirando de él.
- ¡Suéltala! –grité.
- Tu cállate –dijo otra que me empujo

Ese lugar empezaba a llenarse cada vez más, venían corriendo estudiantes de todos lados. Sin darme cuenta comencé a hiperventilar. Me sentía realmente mal y aquel lugar ya estaba lleno de muchos estudiantes.

Cuando me di cuenta, todos estaban alrededor de ella, formando un tumulto, como en mi primer día de clases, era la misma imagen, pero peor, porque la persona que estaba en el centro de aquel tumulto, no era un desconocido.

Corrí apartando a todo aquel que se me pusiera en frente, llegué al centro del tumulto. Era mi amiga… era Juliet, la que estaba llorando encogida, protegiéndose de las miradas que en cualquier momento le harían algo.

- ¡LOS CBR ESTAN EN LA CAFETERÍA! –alguien gritó

Todos comenzaron a correr de un lado a otro. Unas chicas comenzaron a jalar a mi amiga.

- ¡Suéltenme! –dijo tratando de zafarse
- ¡Déjenla! –grité empujando a las tipas

Muchos chicos, comenzaron a empujarme en dirección contraria de la salida. Mientras veía unas chicas se llevaban a Juliet a rastras.

Me demoré, pero me zafé como pude de esos muchachos, corrí por los pasillos y escaleras, y llegué a la cafetería.

Había un tumulto alrededor de aquellos sillones conocidos. Corrí hacia aquellos estúpidos espectadores.

- ¡Juliet! ¡Juliet!

Gritaba su nombre, mientras nuevamente empujaba a todos los que me estorbaban y llegué a Juliet, que estaba llorando sentada en el suelo, mojada y llena de harina o talco, en frente de aquellos 4 chicos “importantes” –Kiro no estaba-

Me incliné hacia Juliet.

- ¿Estás… bien? –atiné a preguntar, aunque ya sabía la respuesta.
- Es-Estoy A-Asustada –dijo con la voz temblorosa.

Escuché unos pasos que venían desde aquellos sillones, levanté la mirada al instante, Yu ya estaba de pie a un lado de Juliet.

- Vamos, vamos. Striffy, no molestes a las chicas bonitas –dijo tocando muy despacio, el húmedo cabello de Juliet

Shun se puso de pie también, camino rodeando a Juliet y analizándola con la mirada.

- Uhm –ululó con notorio interés- Que pena, me gustaría verte 10 años mayor. Ey… ¿Tienes alguna hermana mayor?

Striffy dirigió una mirada a cada uno.

- Bueno, que lastima –dijo Yu volviendo a su asiento y Shun lo siguió.

Luego de unos segundos los ojos de Striffy se posaron en los míos, acompañados de una mueca por una de sus sonrisas reprimidas.

Tenía la mandíbula apretada, las manos encerradas en dos duros puños, y respiraba muy rápido, fruto del correr.

- Para de una vez. –le ordené, tratando de respirar calmadamente, pero eso no duró- ¡Tu principal objetivo, soy yo! –grité
- No te creas mucho, solo eres una simple pobretona –dijo un estudiante
- ¿Enserio? ¡Ja! Y ¿Qué pasa si uno no tiene dinero? ¡¿Ah?! ¡Eso no tiene nada que ver con Juliet! –respondí perforando los ojos de Strify, como si fuera él, quién hizo ese comentario
- Ha… -bofó- ¿No te estás equivocando? –dijo Strify, totalmente calmado
- ¿Qué?
- Fuiste tú, la que decidió luchar contra mí.

Su respuesta, contestó a mi duda. Él tenía la razón y su estúpido plan funciono. No iba a dejar que le hicieran daño a Juliet, si podía salvarla… a costa de mi “derrota”.

Mis ojos se rindieron ante su mirada triunfante, y miré hacia el suelo, Strify estaba ganando.
Soltó un suspiro y dijo:

- Te lo haré muy fácil. Pides disculpa, dejas… la escuela y tu amiga nunca tuvo la tarjeta.

Mi mente quedó en blanco, luego de unos segundos, mis ojos volvieron a los suyos acompañados de una acelerada respiración.

En realidad era algo dable, para todos; Strify y yo nos odiábamos, Juliet la pasaba mal por mi culpa y yo aborrecía la escuela, era un buen plan. Estuve a punto de decirle que si, cuando en mi mente paso la atroz idea de nunca volver a ver a Kiro, aquella idea me hizo sentir mucho frio.

Luego de pensarlo tanto en tan pocos segundos, me di cuenta que era mejor dejar esa escuela de una vez, de todas maneras nunca estuve esperanzada en estudiar ahí por un largo periodo. Sentí una pena en el alma al saber que no volvería a ver a Kiro, ni mucho menos por última vez, pues ese día que estaba ausente. Solté un suspiro, me mordí el lado izquierdo del labio inferior, tomé aire y con la mirada en el suelo, me dispuse a decir:

- Dis…
- No –me interrumpió

Levanté la mirada, Strify se puso de pie, dio unos largos pasos acercándose a mí y dijo:

- De rodillas

Involuntariamente, mis ojos se abrieron demasiado, fruto del desconcierto de la situación.

- Ey, Strify…
- ¡Sh! –Strify calló a Romeo

Sentía el enojo que me invadía, todo el rostro me comenzó a arder y mis manos, eran témpanos de hielo.

Su mirada era poco convencida, no aguanto mis ojos confusos que se tornaron coléricos, y desvió sus ojos de los míos, miraba cualquier cosa, menos mis ojos que lo perforaban. Lo contemple por unos segundos más, suavemente dirigí la mirada hacia Juliet, aun seguía sentada en el suelo, mojada, sucia y llorando. Ella estaba mirando a Striffy y se volvió a mí al sentir que yo la miraba, sus ojos se tornaron asustados y bajó la cabeza al instante.

Regresé la mirada al suelo, sentía que el cuerpo me pesaba y que me faltaba el aire. Me sentía mareada, esto tenía que terminar ya.

- De rodillas –dijo un espectador
- ¡de rodillas! –gritó otro
- ¡de rodillas! ¡de rodillas! ¡de rodillas! –empezaron a gritar y a sonar palmas de todos los que se hallaban en aquel lugar.

Aun con la mirada en el suelo, escuchaba aquel espantoso coro, respiré muy hondo, cerré los ojos, ya no importaba nada.

Empecé a flexionar, muy despacio, mis rodillas. Estaba ya por dejarme caer sobre aquel suelo que sostenía a Juliet, pero aun lo dudaba, hasta que mi cuerpo no aguantó más y lo deje ceder, pero… algo detuvo mi acto.


BENDITOS HOT CAKES

Mis ojos se abrieron en el acto, mi cuerpo recobró la vida que había perdido ya hace unos minutos. En el mismo segundo, dirigí la mirada hacia aquella pálida mano que se encontraba en el lado derecho de mi cintura y que representaba la confianza que había entre una persona desconocida y yo. Después de unos segundos, vi sin mirar, los rostros, más que estupefactos de todos los estudiantes, incluyendo el de los 4 miembros de los CBR, resaltando a Strify, que estaba a unos escasos pasos de nosotros dos.

Ansiaba matar la incertidumbre de saber quién era, aunque rogando a Dios sospechaba que fuera él.

Mis ojos llegaron al pálido rostro de Kiro, que yacía a mi lado izquierdo, contemplándome con una cálida mirada. Me olvidé de todo el mundo, de la escuela, a quién defendía y a quién enfrentaba, cuando por fin sentí el brazo de Kiro que rodeaba mi cintura y que terminaba sosteniéndome.

- Levadura en polvo –rompió el silencio

Me costó demasiado tratar de procesar sus palabras, estaba perdida en sus ojos, traté de no ser tan patética ante tantos espectadores y luego de buscar en mi nebulosa mente algo que responder y al no encontrar solución alguna, tomé una bocanada de aire.

- ¿Ah? –Pregunté algo mareada debido a la situación
- Realicé once veces la receta que me diste, no se esponjaba…

Mientras él hablaba, me di cuenta que en su brazo caía aproximadamente el 40% de mi peso. Sentí la necesidad de pararme correctamente de una vez, poco a poco empecé a poner mis piernas firmemente en el suelo, gracias a Dios lo logré.

Kiro sintió que yo ya estaba con los pies firmes en el suelo, y no desaprovechó la oportunidad. Al instante quitó su brazo de mi cintura y la apoyó en mi omóplato derecho, ante mis ojos, tratando de no parecer incómodo por sus propios actos. Él seguía hablando.

- … no me dijiste que usara la levadura en polvo. –terminó
- Ah… Lo… siento –atiné a decir ante esas ajenas miradas, aun atónitas.

Luego de unos segundos recordé la presencia de Strify, me volví hacia él, con el rabillo del ojo vi que Kiro siguió mi acción.

Tenía los ojos entrecerrados, la mandíbula apretada, la respiración acelerada y su típico rostro pálido, se había tornado rojizo. Sintió nuestras miradas, que sin querer, parecían que expresaban fastidio por su presencia. Parpadeó rápidamente y no quitó la mirada con la que comía a Kiro.

- Olvídalo –me dijo sin mirarme

Expiró en son de fastidio, desvió la mirada hacia la salida y se dirigió a ella. Lo seguí con la mirada. En re ojos vi como alguien, desde aquellos sillones, se dirigía hacia la salida, cerca a nosotros. Volví la mirada hacía aquella silueta.

Shun seguía a Strify, mientras me fulminaba con la mirada, su mirada tenía todos los aborrecedores sentimientos que alguien podía expresar en un segundo. No aguanté aquellos ojos y bajé la mirada, aun viéndolo con el rabillo del ojo como se perdía en la salida.

Recordé que Kiro tenía su mano en mi espalda cuando la quito de ahí.

- ¿Hot cakes? –preguntó Yu riendo, que ya estaba parado ahí frente a nosotros. –That sounds good.

Yu rozó la solapa del saco de Kiro, con su puño, aprobando su acción. Kiro soltó una de sus encantadoras sonrisas, que me hizo estremecer y que hizo gritar a todas las espectadoras.

Posó sus ojos en la salida y empezó a marcharse, mientras Romeo ya le había dado una palmada en el hombro derecho a Kiro, mientras le soltaba una sonrisa y también se retiraba de la escena.

Kiro soltó un suspiro de alivio y se volvió a mí.

- Sin duda alguna… niña problemas.

Me dedicó otra de sus sonrisas que me hicieron recordar que yo también existo. Se dirigió a la salida y se perdió ahí, al igual que sus 4 amigos.

Aun confundida por todo lo que había sucedido en tan pocos minutos, recordé a Juliet que aun seguía en el suelo.

Me incliné hacia ella, le sequé las lágrimas con mis manos y la ayudé a levantarse, mientras aun oía sus sollozos.


Sin pensarlo ya estaba de nuevo en aquellas escaleras de emergencia, que Kiro frecuentaba, pero no sé porque razón, últimamente ya no mucho. Aun así creo que estaba ahí porque inconscientemente quería ver de nuevo a Kiro, tenía una mínima esperanza de que llegara, pero a la vez trataba de convencerme que estaba ahí, porque quería pensar en cómo darle una solución a todas las cosas que estaban sucediendo a causa de mi comportamiento y al de Strify.

Estaba apoyada en la baranda de aquel balconcillo, mirando aquella arboleda de la parte trasera de aquel edificio, bajo aquel cielo infinitamente celeste que ocultaba al sol. Sentía la brisa que alborotaba mis ondeados cabellos y acariciaba mis mejillas, era un momento agradable.

Sentí que alguien se acercaba a mí, con pasos muy calmados y silenciosos, que oí pues estaba a la espera de aquellos pasos. Me comencé a tensar, quería volverme hacia Kiro y agradecerle aquella acción, pero en ese momento boté por serle indiferente y sorprenderme por su presencia.

- Kiro jamás se fijaría en alguien… como tú.

Cuando oí esas palabras, me quede muy quieta. Esa voz –que ya había oído antes, pero en ese instante no se me ocurrió nada- venia de alguien que ya se hallaba apoyado también en la baranda, a mi lado derecho. Di unos parpadeos para asegurar que lo que vería era real. Giré, vi a alguien realmente guapo, un CBR. Shun.

Él miraba aquella arboleda, la expresión de su rostro era muy tranquila, el viento despeinaba sus plateados cabellos y jugaba en su blanca, pero a la vez bronceada piel. Mis ojos se abrieron mucho, empecé a parpadear rápido. Muy despacio se volvió a mí e hizo que se me vaya la respiración.

- ¿Qué? ¿No soy a quién esperabas ver?. Es más… ¿Esperabas a alguien?

Me había leído el pensamiento, como si estuviese impreso en mi frente. Sus ojos eran demasiado severos, intimidantes, malos, que me hizo desviar la mirada e intentar observar cualquier otra cosa, que no sean sus ojos.

- No sé a qué se refiere. –le hablé con formalidad temerosa y sin mirarlo.

Expiró en son de burla, me volví a él y empezó a reírse o bueno, a burlarse.

- ¿Sabes por qué no está aquí?... –preguntó inclinando un poco la cabeza con vista de incredulidad, luego volvió a su postura- Porque sabe que tú lo esperas. Este es un lugar especial para él que ha sido inhabitable, pues se ha tornado ruidoso e insoportable desde que estas aquí, ah… y porque hoy se olvidará de tu existencia.

Todo concordaba. Cada una de sus palabras, eran demasiado coherentes y si venían de él, que era su amigo, tal vez ciertas. Lo que dijo, hicieron que se me quebraran muchas cosas por dentro, que ridículamente se me empezaran a humedecer los ojos, pero gracias a mi habilidad de ser algo inmune a algunas palabras, no al borde de que se me escaparan lágrimas.

- Uhm –ululé asintiendo con la cabeza- entiendo.

No dije más, sentía adolorido el pecho, que no me dejó hablar y decir algo que me defendiera, aunque probablemente no hubiese nada. Di la espalda a aquel miembro del CBR y empecé a marcharme.

- Ten cuidado…

Al oír eso, me detuve en seco en una de las gradas de la escalera que ya estaba subiendo.

- … con las personas a las cuales te acercas.

Terminé de escuchar aquella advertencia, y sin responderla, seguí mi camino.

Después de sacar mis cosas del casillero, seguí caminando como si fuese un zombie. Todas las palabras que salieron de la boca de Shun, se repetían en mi mente como si fueran una de esas canciones que las escuchas en un lugar, y que a pesar que odias aquella melodía, no se te va de la mente.

Daba pasos largos, en son de llegar rápido al trabajo, pero se me hacia una eternidad a pesar de mi gran esfuerzo. Hasta que al fin Sweet world, aquel ansiado lugar, el que tal vez me haría olvidar algo.

Me acerqué a las puertas de vidrio que automáticamente se abrieron de forma corrediza.

- Hola.

Saludé en voz alta a Emilie sin verla, pues esperaba a que estuviera por ahí, desaparecida entre las mesas o entre las vitrinas y que escuchara mi saludo.

- ¡Hola!

Me quede como que en shock al oír, en coro, ese saludo. Estaba parada unos pasos dentro de aquel lugar y aquel saludo vino de dos personas que estaban dentro de la pastelería, de seguro aguardándome.

- Hola… -saludé temerosa y sin saber a quién me refería.
-
En ese segundo me giré y vi a dos personas algo jóvenes… que estaban pegados cada uno a un lado del borde de la puerta. Empezaron a acercarse muy rápido, ya cerca les vi los rostros.

- ¿Eh?... ¡Jefes!
-
Mi jefa soltó una amplia sonrisa, mostrando los dientes, y mi jefe soltando una pequeña sonrisa amistosa.

- ¿Por qué…
- Vacaciones –respondió Bianca a mi pregunta sin formular
- Ah… entiendo, y ¿Por cuánto…
- Lo necesario, bueno, hasta que nos aburramos, así que ve acostumbrándote a nuestras caras por aquí. –respondió Patrick, también a mi no terminada pregunta y con una gran sonrisa en el rostro.

Se me haría un poco difícil acostumbrarme a sus rostros, iguales pero diferentes, a pesar de ser gemelos, eran tan raros y tan… preciosos, que no había persona que se resistiera a no mirarlos.

Obviamente no tenían mis 19 años, pero tampoco eran unos ancianos, aunque nunca nos quisieron revelar su edad –a Emilie y a mí- sus facciones nos decían que no pasan de las 27 sopladas de velas.

- Si, trabajaran con nosotras Fresita –dijo Emilie que ya estaba a mi lado- y ya no llevaremos esos feos uniformes, con los que parecemos pasteles andantes.
-
Me volví hacia ella, llevaba ropa de civil y un mandil negro delante. Tenía las manos escondidas en los bolsillos de aquel mandil.

- ¿Ah?... ¡Gracias! –agradecí emocionada, volviéndome a mis palidísimos jefes.
-
No era por nada, pero… odiaba nuestros uniformes, eran… horribles, Emilie y yo parecíamos algodones de azúcar con ellos puestos.

- Ya, no es para tanto, no eran tan malos. –dijo Bianca con un gesto fugaz de resentimiento, diseñadora de aquellos horrorosos atuendos que ya no usaría.
-
Emilie y yo nos miramos al mismo tiempo.

- Claro… -bofamos a la vez.

Tan solo pasaron un par de horas, yo vestida de civil –con ropa, que mi amada Emilie, recogió de casa después de pedírselo a mi madre- y un simple mandil. Ambas limpiábamos las vitrinas una y otra vez, mientras le comentaba todo lo ocurrido en el Valentine’s y respuesta a ello veía sus inmensos ojos pasmados, mirándome cada que mencionaba las caras de los espectadores, la acción Striffy, lo que le hicieron a Juliet, lo que Kiro hizo, como reaccionaron los CBR y las palabras de Shun.

- Le gustas a Shun–dijo Bianca, desde una de las mesas las cuales ocupaba, mientras se quitaba la coleta, que sostenía su lacio y negrísimo cabello.

Emilie y yo nos miramos, y mutuamente contemplamos por unos segundos nuestros rostros estupefactos. ¿Acaso había escuchado nuestra conversación? Fuimos muy cuidadosas en ese aspecto, pero no sirvió de nada.

- ¡¿Qué?! –grité o pregunté, no me percaté de mi entonación.
- Es más que obvio, no quiere que te acerques a ninguno de sus amigos, es porque te quiere solo para él. –dijo Patrick que estaba cerca a nosotras bebiendo de un vaso con agua.

El también lo había oído todo.

- Ah… sí, claro, como no lo pensé –dije con extremo sarcasmo.

¿Cómo se les pudo ocurrir tal estupidez? Estaba enfadada, y no sabía porque. Ese hombre me odiaba, más o igual que Striffy. Striffy era patético y podía odiar a cualquiera que se le dé la gana y por nada, pero Shun era más coherente y eso era peor.

- Uhm… que suerte tienes Grenda… Me moriría por conocer a alguno de los CBR, de preferencia a Kiro, Romeo o… Yu, claro que los he visto en la Tv pero no es lo mismo. Tienes mucha suerte. –dijo Emilie ignorando a nuestros jefes y tratando de cambiar de tema.
- ¿Suerte? ¡Ja! Suerte tienes tú de no quedar casi sorda por todos los gritos que lanzan al verlos. –me quejé, siguiendo su plan
- No te hagas la de memoria a corto plazo, que Shun espera. –me recordó Patrick
- ¿Ah? –tuve que rendirme, pues no resultó- ¡Ja! Pues que pena, porque este monumento que ven aquí, jamás le hará caso a alguien tan insignificante como él. –dije bofando y sin creer mis palabras, no por el hecho de que jamás le haría caso, el me odiaba y no había posibilidad de ello, me refería a lo de monumento.

Emilie, Bianca y Patrick empezaron a partirse de la risa. Yo solté una sonrisa.


PARTY?

Estaba camino hacia mi aula de clases, no sabía cómo comportarme, ¿A la defensiva tal vez?
Mientras caminaba, estaba ideando planes, para no caer en los juegos de los demás estudiantes, aun tenía la tarjeta roja y podía esperar cualquier cosa.

En ese momento vi como en dirección opuesta a mí venían varios estudiantes, entre ellos chicas y chicos, empecé a tensarme, cada paso que daba, hacia que me acercara mas a ellos y ellos también a mí. Tal vez me harían algo, ¿Desperdicios? ¿Agua? ¿Harina? ¿Qué me lanzarían esta vez?

- Eh… ¡Hola Grenda! –dijo uno de ellos, al llegar a mí, con una amplia sonrisa en el rostro y siguió su rumbo.
- ¡Que tengas buen día! –dijo otro también sonriendo, dejándome helada.

Sentí que mi rostro expresaba el gesto más estupefacto del mundo, ¿Qué rayos estaba pasando?

- Grenda, ¡Buenos días! –dijo otro estudiante, al pasar cerca de mí
- Suerte Grendita –dijo otra última.

Todo eso me aterrorizó de inmediato.

Las clases que pasé, fueron las más extrañas del universo. Todos fueron más que atentos conmigo, estaba asustada. ¿Acaso esa era su nueva forma de vengarse? Un chico me ofreció una soda, una de las chicas que se sentaba a mi lado me ofreció estudiar en su casa, todo el mundo me sonreía y el profesor me preguntó si yo había comprendido la clase. Todo era más que extraño y… Juliet estaba ausente, como nunca.

Mientras caminaba por los pasillos, todo el mundo me saludaba y sonreía, hasta que llegué a la cafetería y hallé a… el trío desagradable.

- ¡Fresita!
- ¡¿Qué?! –se me salió de los labios involuntariamente aquella pregunta mental.

¿Cómo sabían cómo Emilie me llamaba? Solo ella me llamaba así, solo ella.

- Fresita, nuestras disculpas por lo de ayer –dijo Yummy ya frente a mí.

El dúo de huecas que la escoltaba, estaba cada una al lado de ella y los demás estudiantes empezaron a rodearnos.

- ¿Ah? ¿De qué? –pregunté confundida
- Por no haberte defendido ayer. –dijo Sunny con un supuesto gesto apenado, el cual no creí para nada
- ¿Ah? No entiendo.
- Pues para ser honestas, ayer, Striffy estaba llevando el asunto un poco lejos. –dijo Funny
- Las cosas hubieran estado fatales, si Kiro no hubiese llegado a tiempo. –volvió a hablar Sunny
- Si… -dijeron en coro los estudiantes que se hallaban escuchando la conversación
- Además a nosotros ya nos consta que Striffy ha sido derrotado por ti, y uno se siente muy bien al verlo derrotado ¿Cierto chicos? –preguntó Yummy en voz alta.
- Si… -respondieron nuevamente todos
- ¿Ah? –seguía perpleja
- Si Fresita y para que sepas que nuestras disculpas son sinceras, te invitamos a la fiesta de bienvenida que se dará por la llegada de Madeleine Heiden, será en su casa. – Dijo Yummy

Recordé que Madeleine, llegaría esta semana, pero no sabía que día. Yummy saco de uno de los bolsillos de su saco un parte de invitación de color blanco, con una cinta plateada que la mantenía cerrada.

- Ten –Estiró su mano frente a mí dándome aquella invitación
- Ah… em… Gracias –tomé el parte entre mis manos y no supe que más decir.
- Y por cómo ir vestida, lo que te guste. Es una fiesta, ya sabes. –dijo Sunny

Cuando dijo eso, se me pasó por la cabeza… vaqueros y un sweater. Bien.

- De… acuerdo. –dije asintiendo con la cabeza, aun muy confusa.


- ¡¿Fiesta?! –preguntaron los tres a la vez.

Sweet world estaba con… clientes, como casi nunca, era algo obvio, ya que mis jefes captaban la atención de muchos chicos y chicas, que poco les interesaba comer algún pastel, solo se sentaban ahí a jugar con su pedido con tal de apreciar la extraña belleza de Patrick y Bianca.


Ahora, ya no eran solo el par de ojos verdes y saltones de Emilie, era 3 pares, pues era raro, yo todo se lo estaba contando a Emilie en voz baja, pero nuevamente mis jefes lo oyeron todo y no evitaron lanzar su pregunta a la misma vez que mi amiga.

- Uhm… Si, por la bienvenida de Madeleine Heiden –dije aceptando a mis jefes en la conversación- Me dieron un parte de invitación. –dije reprimiendo la pisca de emoción que me invadía.
- ¡Eso es genial Fresi! –dijo Emilie con gran entusiasmo, dejando de acomodar los pasteles dentro de una de los aparadores.
- Uhm… bueno, supongo. –no aguanté y solté una sonrisa

Tan solo tener la idea de conocer a Madeleine, mi ídolo, hacia que me sintiera la persona más feliz del mundo y claro, Kiro también estaría ahí, lo que completaba mi felicidad.

- ¿Antes fuiste a una de esas fiestas? –preguntó Patrick, acomodándose el flequillo infinitamente lacio, que casi le tapaba el ojo derecho.
- No, a ninguna. Pero aun no estoy segura de ir.
- ¡Tienes que ir! Así todo el Valentine’s conocerá a la gran Grenda –dijo Bianca perdiendo la mirada de sus ojos verdes entre las paredes de aquel lugar.
- Uhm, bueno, pero… la clase de gente que irá…
- Eso no es lo importante. Es más ahí estará aquel niño de ojos rasgados, de piel clara y cabellos amarillos plateados, él que conociste en aquel bosque… ¿Cómo era que se llamaba? –habló Emilie mientras usaba sus manos para especificar todos los datos que daba y sabiendo perfectamente la respuesta a su pregunta.
- Ki… ro… jujuju –dijeron mis jefes de forma sincronizada, tratando de hacerme sonrojar con su comentario y lo consiguieron.
- No importa que pase, tienes que ir –me insistió Emilie
- Uhm… bueno. –asentí levemente
- O… ¿Quieres que yo te acompañe? –Patrick soltó una gran sonrisa mostrando su completa dentadura y haciendo sonar unos leves gritos de las clientas.
- ¿Qué? Pero… esta fiesta es solo para gente joven. –dije tratando de ignorar la perturbante belleza de aquella sonrisa.

De inmediato vi como su sonrisa se caía y cambiaba su rostro a uno afligido, aun más precioso, mientras oía las leves risas de Bianca y Emilie.


- ¡¿FIESTA?! – preguntaron los tres a la vez

La misma pregunta, más entonación, más sorpresa, otro trío y otra escena. Los ojitos de Delko no podían estar más abiertos, mi padre no podría estar más atónito y mamá no podría estar más estupefacta.

- Si, la fiesta de bienvenida para Madeleine Heiden –dije nuevamente con ese tono de voz que se me da cuando tengo la emoción reprimida.
- ¡¿Qué haremos?! –gritó mamá mientras se dejaba caer sobre uno de los sillones.
- ¿Por qué? –pregunté
- Debimos de ahorrar más, para así comprarle un vestido de gala a nuestra hija –dijo papá ignorando mi pregunta.
- ¡Idiota! Si fuiste tú el que te gastaste el dinero en caballos. ¡Prácticamente le diste el vestido de Grenda a esos caballos! ¡Ellos no irán a una fiesta en sociedad! ¡Ni mucho menos con vestidos! –se enfadó mamá
- Lo siento Grenda –se disculpó papá con el rostro apenado

Asentí con la cabeza, aceptando su innecesaria disculpa.

- Pero… al fin. Nuestra Grenda asistirá a una fiesta de la alta sociedad. –dijo mamá soltando una risa de satisfacción

No comprendía la emoción de ellos, por una parte no quería ir; estarían todos esos riquillos hipócritas, que cuando te ven insignificante, te tratan con la suela del zapato, pero cuando te ven protegida de alguien importante*, te ponen en un pedestal; pero… otra parte de mi quería ir y conocer a Madeleine, aunque sea de lejos, pero verla.

- Mi hermana, al fin será una de esas bellas damas de la clase alta.
- No exageren –dije, pues el comentario de Delko me desanimó mucho- Las fiestas solo son lugares donde uno baila y se divierte; y para eso, uno tiene que llevar una ropa ligera. Imagínense bailar con esos vestidos incómodos que te quitan la respiración y te ponen morada, y encima con esos zapatos que te quiebran los tobillos cada que das un paso.
- Pero de todas maneras, no iras vestida como se te da la gana, imagínate que ese día conozcas a tu encantador príncipe morado…
- Azul –corrigió Delko
- Lo mismo es –siguió mamá- y que te vea en malas fachas, no cariño. Si encuentras a tu millonario príncipe, tiene que ser de la mejor forma.
- Si, Grenda tiene que ser millonario y encantador. Bueno aunque con lo primero basta. –repuso mi padre
- ¿De qué rayos hablan? –pregunté, pues se estaban yendo por la tangente del tema principal.
- Claro, tenemos que invertir, para ganar mucho –empezó a reír mamá
- Si hija. Tienes que ir a esa fiesta, no puedes perder la oportunidad de conseguir un novio millonario. –siguió sugiriéndome papá.
- Hermanita tienes tanta suerte, ir a una de esas fiestas es una oportunidad única.
- ¿Qué? Solo iré a ver qué tan fea resulta esa fiesta.
- Gordo, para mí que nuestra hija ya le clavó el ojo a algún riquillo.

Mamá y papá empezaron a reír fascinados por su, no muy lejos de la realidad, conclusión.

Mientras Delko reía mirándome y yo me hacía la ingenua.


Los siguientes días pasaron demasiado… lerdos.

Todos seguían comportándose conmigo como si fuera un miembro del CBR.

Vi a Striffy un par de veces, pero gracias a algo divino, el no me vio, pues… mi habilidad para esconderme creo que fue buena.

Shun me mató con la mirada cuando lo vi por unos segundos en uno de los pasillos de las escuela, todas las chicas gritando a su alrededor, mientras él me fulminaba con la mirada.

En las mañanas me salté clases de matemáticas y me fui a… nadar, pues tenía que perfeccionar mi habilidad de estar en el agua y ser más rápida, cada vez más. Estar en aquella piscina a cielo cerrado hacia que me olvidara de todo, de los CBR, de la escuela, de la fiesta, pero no de él.
No vi a Kiro por ningún lado… lo que me impacientaba la espera hacia el día de la tan ansiada fiesta.


Mi cuarto estaba de cabeza. Todas las prendas de ropa que tenía en mi mediano armario, salían volando por doquier. No sabía que ponerme, estaba algo… bueno, muy nerviosa.

El Valentine’s cancelo las clases del sábado, por la bienvenida para Madeleine, lo que me dio más tiempo se pensar en llevar puesto en aquel momento.

Hasta que al fin. Una coleta que sostenía mi cabello, una combinación de sweater y accesorios blancos, con zapatos y vaqueros negros. Blanco y negro, como protagonista de película antigua.

Llegué con 20 minutos de retraso, pero llegué.

Ese lugar era un palacio, por la fachada que llevaba. Miré hacia ambos lados de la calle y la crucé, llegué hasta la entrada de rejas y mostré la blanca invitación al personal de seguridad. Las grandes verjas se abrieron permitiéndome recorrer aquel amplísimo camino que daba gran puerta principal.

Daba un paso, luego otro y otro, sin mirar el suelo, pues mis ojos estaban perdidos en cada pequeño detalle de aquel bellísimo lugar. Al terminar de recorrer el camino, subí algunos escalones de mármol y había 2 personas vestidos completamente de negro, cada una aguardando a un lado de la gran entrada.

Empujé levemente una de las grandes puertas, por la pequeña abertura, dirigí la mirada hacia dentro de aquel lugar y… me quedé boquiabierta.


____________________
Gracias por ser lectoras de este fic ♥
Proximo capitulo: EL... BESO
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
• Mafiih •



Cantidad de envíos : 51
Fecha de inscripción : 31/01/2010
Edad : 23
Localización : Surco, Lima-Perú

MensajeTema: Re: Los chicos también son como las rosas.   Lun Feb 08, 2010 10:06 pm

NOOOOOOOOO!
PERO PORQUE LA DEJAS AHI?????!!!!! T_T
Kiroo es tan ricoo ♥ Yo se que l gusta Grendaa, yo lo seee (H)
Y Shin? Ese que tiene ah? oee, pero si es Shin, porque en el fic dice Shun? xD
Strify, te odio! pero solo en el fic Smile

Siguela porfas!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
fatima_cb



Cantidad de envíos : 54
Fecha de inscripción : 12/10/2009
Localización : mexico city

MensajeTema: Re: Los chicos también son como las rosas.   Mar Feb 09, 2010 3:15 pm

siguela hikori al fin le sigues estuvo super
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ceci StyLe
Admin
Admin


Cantidad de envíos : 1111
Fecha de inscripción : 07/09/2009
Localización : Waling on air ·Perú·

MensajeTema: Re: Los chicos también son como las rosas.   Miér Feb 10, 2010 12:49 pm

DUOOOO!!. Muchas gracias por estos tres memorables capitulos. Estuvieron realmente emocionante, espero el siguiente. Quiero saber quien la besa o Kiro o Strify a la fuersa Twisted Evil (como me gusta la maldad de Strify, nunca deja de ser diva divine *w*)

Y con respecto a lapregunta de Mifiih. Yo te explico. Lo que ocurre es que Grenda aun no sabe muy bien los nombres de los CBR y es por eso que ella piensa que SHIN se llama SHUN, solo eso xD.

_________________




Kerli & Jack Strify <3
"the music's inspiration and the fashion glam"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
♥Hiroki
Admin
Admin


Cantidad de envíos : 66
Fecha de inscripción : 31/08/2009

MensajeTema: Re: Los chicos también son como las rosas.   Miér Feb 10, 2010 1:07 pm

Mi duo sabee!! XD
asi dicen mis amigos* bueno Mafiih, ya adelante explicare por que grenda lo llama shun y los cbr lo llaman Shin, ademas eso se nota en el otro fic: Golpe antes que beso* Cherry~ XD

mañana cuelgo capi de la vida de Striffy jujuju

PD: duo ya sabras quien la besa, pero solo adelanto que no es a la mala ni a la buena XDD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
• Mafiih •



Cantidad de envíos : 51
Fecha de inscripción : 31/01/2010
Edad : 23
Localización : Surco, Lima-Perú

MensajeTema: Re: Los chicos también son como las rosas.   Miér Feb 10, 2010 2:43 pm

Ceci, es Mafiih xD Todo el mundo me confunde el nombre, porque? no es dificil T_T unos dicen Mifiih, otros me dicen Maffih, todo el mundo confude... bueno para tanta cosa LLAMENME MAFER Smile

Hiroki, necesito el capo HOY por favor, ESTOY DESESPERADAA T_T
xD
Porfas, ponlo hoy Sad
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
3lita



Cantidad de envíos : 870
Fecha de inscripción : 05/09/2009
Edad : 24
Localización : Lima PE

MensajeTema: Re: Los chicos también son como las rosas.   Miér Feb 10, 2010 4:55 pm

ayyy Hiroki apareciste!!!!
no sabía nada de ti ni de Kiro (aún sigo sin saber de él)
Qué bueno que colgaste esos tres caps!!
estuvieron geniales!!!
Escribes muy xvr!!!

Me da nervios!! quiero saber qué encontró
Grenda en la fiesta!!!
No demores en publicar cap pls!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ceci StyLe
Admin
Admin


Cantidad de envíos : 1111
Fecha de inscripción : 07/09/2009
Localización : Waling on air ·Perú·

MensajeTema: Re: Los chicos también son como las rosas.   Jue Feb 11, 2010 12:12 pm

Hahaha 3lita yo tambien estoy como tu quiero mas y mas es que mi Duo escribe muy bien. Duo ♥ si sacas libro con fics te lo compro ♥.

Por cierto Duo quien la besa quiero saber ahhhh. Ya lo leere no sere impaciente : D . Uy tengo la idea loca de que tal vez la besara Shin : O, mejor me callo y espero el new capi.

O Mafiih asi se escrite?. Bueno no es q sea raro siemplemente me equivoq pero no te preocupes ya sea como se escrite tu nick : D

_________________




Kerli & Jack Strify <3
"the music's inspiration and the fashion glam"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
3lita



Cantidad de envíos : 870
Fecha de inscripción : 05/09/2009
Edad : 24
Localización : Lima PE

MensajeTema: Re: Los chicos también son como las rosas.   Jue Feb 11, 2010 10:28 pm

ohh verdad!!!
puede que tengas razón Ceci!!!
será Shin quien la besa????
me has dejado con esa dudota!!!
Ahorita recién salgo de nuestra reuna bizarra,
quiero quedarme hasta las 3am para que Romeo
dé la noticia que debe dar, pero mi mamá
me manda a dormir, espero conseguirlo
orque con la duda no lo sé...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ceci StyLe
Admin
Admin


Cantidad de envíos : 1111
Fecha de inscripción : 07/09/2009
Localización : Waling on air ·Perú·

MensajeTema: Re: Los chicos también son como las rosas.   Sáb Feb 13, 2010 10:06 am

Romeo bataclana , digo Romeito, si con su nuevo grupo junto a Yu. Escuche la intro de su musica .... Que les valla bien, por cierto la Susy Banyon tambien es integrante O__o eso si me parecio rarito....

Duo siguele por fa!!! Quiero saber que pasa despues.

_________________




Kerli & Jack Strify <3
"the music's inspiration and the fashion glam"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
3lita



Cantidad de envíos : 870
Fecha de inscripción : 05/09/2009
Edad : 24
Localización : Lima PE

MensajeTema: Re: Los chicos también son como las rosas.   Lun Feb 15, 2010 10:18 am

siiiiiguela ps!! no demores!!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
• Mafiih •



Cantidad de envíos : 51
Fecha de inscripción : 31/01/2010
Edad : 23
Localización : Surco, Lima-Perú

MensajeTema: Re: Los chicos también son como las rosas.   Lun Feb 15, 2010 10:47 am

¡Ya pues, Hiroki! No te demores en poner un capítulo. u.u
¡NECESITO CAPÍTULO! xD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ceci StyLe
Admin
Admin


Cantidad de envíos : 1111
Fecha de inscripción : 07/09/2009
Localización : Waling on air ·Perú·

MensajeTema: Re: Los chicos también son como las rosas.   Jue Feb 18, 2010 12:03 pm

Digo lo mismo, publica nuevo capitulo, por fa Duo : )

_________________




Kerli & Jack Strify <3
"the music's inspiration and the fashion glam"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
*DianaVonKaulitz



Cantidad de envíos : 1
Fecha de inscripción : 18/02/2010
Edad : 21
Localización : Surco

MensajeTema: Re: Los chicos también son como las rosas.   Jue Feb 18, 2010 11:00 pm

Awww me gusto♥
Nuevo cap *.*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
3lita



Cantidad de envíos : 870
Fecha de inscripción : 05/09/2009
Edad : 24
Localización : Lima PE

MensajeTema: Re: Los chicos también son como las rosas.   Vie Feb 19, 2010 10:54 am

Hirokiiiii kiero new cap!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
♥Hiroki
Admin
Admin


Cantidad de envíos : 66
Fecha de inscripción : 31/08/2009

MensajeTema: Re: Los chicos también son como las rosas.   Vie Feb 19, 2010 11:27 am

sorry por no publicar u.u, hoy fue mi examen asi que ya estoy mas libre jujuju hoy me dedico a escribir niam hasta que me sangren los dedos x3

Shin besara a grenda? sera Kiro quizas? strify? o romeo en la oscuridad? XDDD
no se pierdan el proximo capitulo de los chicos tambi'en son como las rosas ;D

XD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
3lita



Cantidad de envíos : 870
Fecha de inscripción : 05/09/2009
Edad : 24
Localización : Lima PE

MensajeTema: Re: Los chicos también son como las rosas.   Vie Feb 19, 2010 11:47 am

waaaaa!!!!! y si puedes lo publicas hoy mismo pes!!!
ya tu sae!! ^^
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ceci StyLe
Admin
Admin


Cantidad de envíos : 1111
Fecha de inscripción : 07/09/2009
Localización : Waling on air ·Perú·

MensajeTema: Re: Los chicos también son como las rosas.   Vie Feb 19, 2010 12:43 pm

Jajajaja no pes Duo como que la Romeo se chapa a Grenda eso si que estaria medio rarin.... pero quiero la continuación .... quiero leer y enviciarme

Y escribe hasta que ya no puedas Twisted Evil

_________________




Kerli & Jack Strify <3
"the music's inspiration and the fashion glam"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
♥Hiroki
Admin
Admin


Cantidad de envíos : 66
Fecha de inscripción : 31/08/2009

MensajeTema: Re: Los chicos también son como las rosas.   Vie Feb 26, 2010 6:54 pm

Esto... tengo que pedirles disculpas u_u, es que escribiendo y escribiendo, unas palabras por aqui, otras por alla, y cree un capitulo antes del beso u_u

Asw aqui les dejo un capi más y que haya más suspenso en el beso xDDD
Espero les guste n_n


HIPOCRESÍA

Aquel lugar era… un baile real.

Si, mis padres lo adivinaron. Todos, absolutamente todos llevaban trajes de noche. Las chicas con vestidos como si fueran de la realeza y los chicos con trajes lujosos que reencarnaban a príncipes de la época victoriana.

Luego de unos minutos cerré la boca y parpadeé rapidísimo. Con el más mínimo movimiento, cerré aquella gran puerta.

No, ni loca entraría. Di unos pasos en retroceso y…

- ¡Grenda!

El cuerpo se me adormeció al escuchar esa voz femenina. Luego de unos segundos giré rápidamente.

- Fresita… -dijo Funny caminando rápido hacia mí y deteniéndose a distancia moderada, mientras su mirada recorría todo mi cuerpo.

Era el trío de huecas y sus acompañantes, que estaban pasos más atrás.

- Ho… -no completé mi saludo, aun seguía en shock.
- ¿Por qué vienes vestida de esa manera? –preguntó Sunny con su inevitable expresión despectiva- ¿Tu traje de noche?
- Pero… tú me dijiste que me pusiera lo que me gusta.
- Uy, pero no imaginé que tuvieras tan pésimo gusto.

Puse mala cara.

- Bueno, bueno. Tu ropa no importa. –dijo Yummy luego de haberme desvestido y vuelto a vestir con la mirada- Ánimo, ya estás aquí.

Soltó una sonrisa muy artificial, y sus amigas la acompañaron.

Las tres me empujaron y jalaron, que en un parpadeo, ya estaba nuevamente frente a aquella puerta que daba a la gran fiesta.

Las dos personas de negro se acercaron a la puerta y cada uno tomó una respectiva manija. Las tres tipas comenzaron a empujarme.

- Ah…. No, paren… no, no, no ¡No!

Mientras gritaba y ordenaba que no siguieran con su plan, aquella gran puerta se abrió intempestivamente y… todas aquellas miradas extrañas pero a la vez conocidas, cayeron sobre mí.


Ya estaba dentro casi 15 minutos, los más horribles de mi vida. Fue peor que estar en el Valentine’s, todos me miraban de pies a cabeza, unos reían, otros murmuraban habían miles de reacciones.

Yo estaba supuestamente incluida en el grupo de huecas, que solo hablaban entre ellas y sus galanes, mientras que yo les llevaba y traía champagne con mala gana, pero era mejor hacer algo, que estar en una esquina.

- ¡SON LOS CBR!

Luego de que una chica gritó, todos empezaron a moverse como cucarachas dentro de aquel amplio salón, formando –como misma cafetería- dos columnas a pies de las puertas principales.

Y… ahí venían ellos, los chicos más guapos y millonarios de toda Alemania. Agh. No podía negar que eran guapos, muy guapos, ese título de los más guapos de Alemania nadie se los quitaba, y se los merecían, pero odiaba que todo el mundo les hiciera reverencias. En este caso… Kiro, nuevamente brillaba por su ausencia.

Yo camuflada en la tumultuosa columna vertical derecha, siguiendo con la mirada como ellos se robaban los gritos de todas las “princesitas”.

Strify ya estaba a casi 2 metros de mis ojos, cuando de la nada absoluta, dirigió sus ojos a mí. Sentí que me petrifique, no había sentido sus ojos sobre mí en unos largos días, lo que me hizo sentir extrañísima cuando me miro, luego de unos largos segundos sus ojos me esquivaron, como si yo fuese la cosa más insignificante del mundo para él, cosa que me irritó.


Había logrado escabullirme de aquel desagradable trío, y de Strify, que era lo más importante, no quería tomarlo de las greñas pintadas, aun, carecía de ganas de pelear con él en este lugar.

Estaba tomando una bebida –piña colada- fuera de aquel salón.

Caminaba alrededor de la piscina, con pasos muy lentos, mientras mi fría bebida congelaba mi mano derecha e iba mirando el agua como se movía al compás de la brisa nocturna. No había nadie cerca, todos estaban dentro de aquel palacio.

Habían 3 puertas, que daban a la piscina –una muy grande y dos medianas, una a cada lado de la principal- pero la que más cerca que se hallaba era la puerta mediana izquierda, solo los separaba unos escalones de mármol y unos cuantos pasos, lo que me permitía escuchar el sonido de los violines, del piano que sonaba para aquellos invitados, mientras mi cabello flotaba y jugaba con el viento.

Terminé en el punto donde empecé mi caminata, a pasos de una de las medianas puertas del amplio salón y a 2 metros frente al borde de la piscina. En aquel momento me sentí tan relajada, que me permití inhalar hondo, cerrar los ojos y olvidarme de quién soy.

- Eres Alumna del Valentine’s ¿Verdad?

En el acto abrí los ojos. Me asusté.

Frente a mí ya se hallaba un chico realmente guapo. Me quedé helada viéndole el rostro en el que llevaba una bella sonrisa.

- Si… -dije sin poder quitarme la cara de boba ante su deslumbrante rostro.
- Te vi desde la fiesta, estabas aquí tan relajada. Me gusta tu estilo, es único. Cálida, suave y a la vez alegre.

Parpadeé rapidísimo y respire suavemente.

- Gracias… -atiné a decir ante los ojos que le brillaban, lo que hacía que yo gritara de amor en mi fuero interno.

- Te ves muy bien en el. Blanco y negro, los colores que amo. Soy Mike, mucho gusto. ¿Cuál es tu nombre? –me preguntó con los ojos que aun le brillaban y con esa sonrisa que no salida de su rostro.

Tomé una bocanada de aire para responderle.

- Gr…
- Grenda Rem, la pobretona que desafío a los CBR.
- Que acosa a Kiro.
- Ah! y a la que vieron saliendo de un hotel con un tipo.

Me quedé sin aliento al oír eso. Eras ellas, estaban las tres al lado izquierdo de Mike, quedando los 4 a medio metro de la piscina. Quise matar a Sunny por su último comentario, pedazo de idiota… ¡Aun soy virgen! Quise gritárselo en la cara.

- Ah… entiendo –dijo Mike

Vi como el rostro de Mike se tornaba decepcionado y apenado a la vez. Miró una de las grandes puertas que se hallaban cerca, de aquel salón y se dirigió a el.
Me sentí mal, enfurecida, colérica.

- ¿Por qué…
- ¿Por qué dijimos eso? –preguntó Yummy interrumpiéndome, con un tono supuestamente tierno. Cosa que me irritó.
- Grenda, ¿No conoces a ese tipo? Es una muy mala persona. Te salvamos de él –dijo Funny aun haciéndose la amable.
- ¿Crees que soy idiota? –pregunté
- ¿Qué dices? ¿Desconfías de nosotras? –preguntó Sunny
- Eso es malo… -dijeron las 3 a la vez con unas sarcásticas sonrisas.

No me interesaba el hecho de que no pudiera hablar con Mike, me interesó pero no lo suficiente como para que me sintiera del modo en el que me sentía. Esa estúpida había dicho algo degradante respecto a mí, en frente de alguien al que apenas acababa de conocer, algo degradante y falso, cosa que me puso peor.

- ¿Qué demonios les hago yo, para que hablen así de mí?
- Eres algo insultante para nuestra vista y compañía. –al fin dijo Yummy con rostro inexpresivo, después de actuar tanto, mientras yo apretaba la mandíbula ante sus palabras- Siempre persiguiendo a Kiro, como si quiera tuvieses esperanza de ser la adecuada para él, hazme el favor.
- Todas las que si merecemos estar en esta escuela, tenemos los ánimos de convertirnos en las mujeres adecuadas para los CBR. Nosotras tenemos que gastar gran cantidad de tiempo y dinero en eso. ¡No estamos al mismo mugroso nivel que el tuyo! –gritó Sunny, siguiendo a Yummy, dejando de lado la falsa actuación que llevaba días.
- ¿Cómo alguien como tu puede acudir a nuestra escuela? No tienes dinero ¡Deberías largarte! –gritó Funny con el rostro colérico.
- ¡Eso a ti no te interesa! –también grité
- Lárgate ahora –amenazó Yummy entre dientes, dando unos pasos, posando su rostro a centímetros de el mío- ¿Quieres que… Kiro se ría de ti?
- Yummy, ¿Crees que Kiro perdería su tiempo en reírse de ella? Tiene mejores cosas que hacer, que darle tiempo a esta… –dijo Sunny con la mirada que recorría todo mi cuerpo- mujerzuela, aun así solo sea para burlarse de ella.
- Claro. Pues Kiro tiene que atender y mimar a… -dijo Funny haciendo una pausa.

Durante esa pausa, las 3 se miraron y rieron.

En ese momento oí gritos de conmoción, giré por completo a mi lado derecho. Todos los que estaban en aquel salón, salieron corriendo, por las tres puertas. Todos los invitados llegaron a la mitad del camino que había entre las flores, y aquellas flores, al lado de la piscina.

Seguí las miradas de todos ellos, que se hallaban delante de mí de forma diagonal. Sin preverlo, regresé a mi postura inicial, pero con la mirada lejos de aquellas chicas.
Y eran ellos... Aquellas personas que habían estado animando mi semana para que yo decidiera ir a esa fiesta, que en aquel momento, hacían la pareja, más que perfecta.
Kiro estaba vestido completamente de blanco. Madeleine, llevaba un hermoso vestido negro. Ella apoyaba su mano en el brazo flexionado de Kiro, mientras daban cada paso largo pero lento, sobre aquel camino bordeado de flores y rosas. Contrastaban a la perfección.

Caminaban hacia aquellos invitados excitados por tanta belleza. Hasta que llegaron y Madeleine empezó a saludar a cada uno de ellos.

- ¿Ahora lo entiendes? Kiro tiene a la mujer perfecta a su lado.

Mientras que alguna de esas chicas que estaban cerca a mí, hablaba, yo miraba a Madeleine, como sonreía mientras hablaba con algunos invitados y como Kiro sonreía cuando la miraba a ella. Todos estaban fuera de aquel salón, por ellos 2.

Sentí que me ardía algo, dirigí la mirada hacia mi mano, tenía la bebida aun ahí. Aquella bebida estaba muy helada y me quemaba la piel, por lo que la tomé con la otra mano.

- Creo que aun no comprendes la situación en la que te encuentras, ¡Te dije que te largaras!

Yummy terminó de gritar, me quitó la bebida de las manos y me la lanzó sobre el rostro lo más fuerte que pudo. No pude reaccionar a tiempo pues mi mente estaba aferrada a aquella sonrisa de Kiro, mientras miraba a Madeleine.

Comprendí la escena, cuando sentí que un duro trozo de hielo, me golpeó el parpado, por lo que retrocedí un par de pasos y me toqué el ojo con la yema de los dedos, por estímulo. Tenía todo el rostro, el cuello y mi flequillo, empapado. Yummy termino su acto y soltó la copa, que se hizo añicos al tocar el suelo.

- ¡Vete! ¡No tienes nada que hacer aquí! –gritó Sunny
- Eres una molestia. Esta es una fiesta, la de Madeleine Heiden. Personas como tú no tienen el derecho de estar aquí, ni como parte de la servidumbre –habló Funny
- Uh… eso debe estar frío, si no te vas rápido a casa pescaras un resfriado. –habló la rubia.

Inconscientemente mis ojos estaban húmedos, sentía que alguna lágrima se me escaparía en cualquier momento, pero no me perdonaría si les daba aquel gusto a esas estúpidas. Empecé a respirar muy despacio, para que el nudo que se me había formado en la garganta se fuera.

Las tres reían fascinadas al verme así, humillada. Con el rabillo del ojo, pude ver como se empezaba a amontonar la gente a mí alrededor, y se reían, disfrutaban de aquel hecho, al igual que aquellas tres tipas.

El corazón me dolía. En ese instante pensé en él, en aquella persona que me sacaba de los problemas en los que me metía, pero ahora él, tenía que proteger a alguien verdaderamente importante, no tendría tiempo que desperdiciar en mí.

Oía las risas a mí alrededor, mientras miraba el suelo, y no aguanté mas… sentí que una lágrima corría por mi mejilla izquierda, hasta que todas esas risas, se callaron de golpe.


________________________________
Espero les haya gustado y el prox capi de hecho el beso XDD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ceci StyLe
Admin
Admin


Cantidad de envíos : 1111
Fecha de inscripción : 07/09/2009
Localización : Waling on air ·Perú·

MensajeTema: Re: Los chicos también son como las rosas.   Sáb Feb 27, 2010 9:11 am

nooonnnoooonnnnooo!! por que lo dejas ahi Duo Mad , quien fue el que aparecio en escena, fue Kiro, o tal vez era la perruña de Strify.... esas huecas se merecen un buen escarmiento por estupidas ¬¬ q les den tarjeta roja.

Duo espero el ansiado Beso .... quien sera... quien sera, con quien chapara Grenda? Rolling Eyes bueno mejor me espero...

_________________




Kerli & Jack Strify <3
"the music's inspiration and the fashion glam"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
fatima_cb



Cantidad de envíos : 54
Fecha de inscripción : 12/10/2009
Localización : mexico city

MensajeTema: Re: Los chicos también son como las rosas.   Sáb Feb 27, 2010 1:32 pm

siguela hikori esta super
quien las callo siguela
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
• Mafiih •



Cantidad de envíos : 51
Fecha de inscripción : 31/01/2010
Edad : 23
Localización : Surco, Lima-Perú

MensajeTema: Re: Los chicos también son como las rosas.   Lun Mar 01, 2010 6:22 pm

O_O
Malditas hipócritas de mier** ¬¬
¡Qué cólera me dan! ¬¬
Me encantó el capi Smile Lo leí con una amiga y quería más xD
Sigue n_n
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Los chicos también son como las rosas.   Hoy a las 2:49 am

Volver arriba Ir abajo
 
Los chicos también son como las rosas.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 3 de 4.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente
 Temas similares
-
» Como me gustan los chicos...
» quien de los chicos de news es tu pareja ideal?????? n_n
» Como un sueño hecho realidad....
» COMO QUITAR PUBLICIDAD EN TODAS LAS PÁGINAS WEBS
» Que os parece como canta rob halford el Painkiller actualmente???

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Cinema Bizarre Official Support Peru :: Fan Zone :: Tintas y teclas-
Cambiar a: